Puerto de Machala lidera decomiso de drogas en siete meses de 2019

- 22 de agosto de 2019 - 00:00

El clorhidrato de cocaína es el de mayor índice de aprehensión en los puertos marítimos de Ecuador, que se oculta en cargas de banano, pescado congelado, enlatados (atún), madera, maquinaria, cascarilla de cacao y café.

A inicios de abril de 2019, en el Puerto Marítimo de Machala, ubicado en la parroquia urbana de Bolívar, provincia de El Oro, se detectó en contenedores cargados de banano  una tonelada de droga, tipo cocaína.

La sustancia estaba empaquetada en 1.000 bloques tipo ladrillo y en la envoltura tenía el logotipo 20-20.

Según el director nacional Antinarcóticos, Marco Villegas Ubillús, la droga llegó desde Colombia y estaba valorada en $ 50 millones. Su destino era Holanda.

En este caso el representante de la empresa exportadora de banano quedó detenido para investigaciones.

Precisamente, en el puerto Simón Bolívar, de Machala, se incautaron de enero a julio de este año 1.450,77 kilogramos de alcaloides, se detuvieron a 14 personas y cuatro casos son investigados.

En 2018 fue el Puerto Marítimo de Guayaquil que lideró el decomiso de sustancias sujetas a fiscalización. Fueron 26.185,36 kilogramos de droga; y 4.085 detenidos.

Según la Dirección Antinarcóticos de la Policía Nacional, en los puertos marítimos de Ecuador trabajan agentes de la Unidad de Información de Puertos y Aeropuertos (UIPA), del Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC) y el Grupo Especial Móvil Antinarcóticos (GEMA).

Ellos forman un equipo especializado en controles antinarcóticos, seguridad portuaria, análisis de información, inspecciones físicas a contenedores y cascos de buques, y en patrullajes marítimos.

Explica que cuando se detecta una carga de productos contaminada, los agentes del UIPA bloquean los contenedores que después son inspeccionados por Antinarcóticos, a fin de determinar si hay droga camuflada.

En este proceso de inspección participan el representante legal de la empresa exportadora, agentes del CRAC y canes antinarcóticos. En caso de hallar el alcaloide en el contenedor se informa a la Fiscalía para que avale el procedimiento policial.

La Unidad de Criminalística levanta los indicios e ingresa la droga incautada en el centro de acopio temporal, para generar el acta de verificación y pesaje de la sustancia aprehendida.

Necesidad de tecnología
Para la Dirección Antinarcóticos, dirigida por el general Villegas, es necesario implementar herramientas tecnológicas para optimizar los controles que se realizan a los contenedores y la carga que se exporta a destinos internacionales, a través de las terminales portuarias.

“Los procesos automatizados en las operaciones en los puertos marítimos reducirán las incidencias del factor humano y el índice de contaminación de droga a las exportaciones”, sostiene Antinarcóticos.

Sin embargo, Antinarcóticos menciona tres aspectos que  utilizan los narcos para conseguir su objetivo, el de enviar droga por vía marítima.

“Gancho ciego”
La versatilidad y adaptación de las organizaciones narcodelictivas para evadir los controles antidrogas, el creciente volumen de exportaciones a través de los puertos marítimos del país y la falta de equipos tecnológicos, son factores aprovechados por el crimen organizado transnacional para contaminar buques y contenedores mediante la modalidad del “gancho ciego”, asegura la Dirección Antinarcóticos.

“El gancho ciego consiste en contaminar contenedores previamente seleccionados por su destino, con sustancias ilícitas ocultas en bultos y maletas, rompiendo los sellos para introducir las sustancias en el contenedor junto con la carga legal y luego colocar sellos clonados”.

Este proceso puede realizarse, previamente al embarque del contenedor o cuando el buque cargado ha salido del puerto y se encuentra en el área de cuarentena y también cuando está en alta mar.

Las organizaciones narcodelictivas, que utilizan embarcaciones de menor calado para transportar la droga, en complicidad con tripulantes del buque acceden a los contenedores y los contaminan, asegura la Dirección Antinarcóticos de la Policía.

Para determinar a los responsables de estas acciones ilícitas, los agentes antinarcóticos, bajo la dirección de la Fiscalía, efectúan las investigaciones.

Exportadores preocupados por responsabilidades
Eduardo Ledesma, exdirector ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Banano de Ecuador (AEBE), coincidió con Antinarcóticos en el “gancho ciego”. Cuando los barcos están navegando para salir al golfo, se acercan canoas con droga para contaminar los contenedores que van especialmente hacia Hamburgo, Alemania.

Ledesma insiste en que se aplique su tesis de determinar la responsabilidad para cada uno de los involucrados en este proceso, como el productor, la naviera, el puerto y el exportador.

Ahora solo implican al exportador e incluso en algunos casos se detiene al representante del exportador.

Indica que cuando se determina que una carga está contaminada y no la fruta, esta pase a otro contenedor y así no pierde el exportador. Además deberían colocarse escáneres en los puertos.

Para el vicealmirante Livio Espinosa, excomandante general de la Armada, los narcotraficantes consiguen fácilmente los materiales, la logística, saben las debilidades de la Policía, manejan información privilegiada, investigan a las personas para saber quién tiene necesidad y por ahí compran gente, incluso al interior de los puertos marítimos.

Considera que la única forma de combatirlos es tener fuentes de inteligencia.

Desde enero hasta el 29 de julio de 2019 se incautaron, en las 24 provincias, 30.250,34 kilogramos de estupefacientes y se apresaron 6.871 personas por tráfico de droga. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: