Patricia Morejón: “No es tema de mujeres, sino de la sociedad”

- 14 de junio de 2018 - 00:00
En el seminario participaron delegados del Servicio Nacional de Ciencias Forenses, Fiscalía, Fundación de Protección, sicólogos, abogados y otros.
Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

Los estereotipos sociales como la asignación de colores, de roles, y de poder a los géneros masculinos y femeninos, son generadores de la violencia que puede terminar en un femicidio.

En la Universidad Católica de Guayaquil, la mañana y tarde de este miércoles 13 de junio, se realizó el “II seminario nacional sobre la investigación especializada del delito de femicidio desde el abordaje interdisciplinario en medicina legal y ciencias forenses”.

Se trataron diferentes aristas en torno a los delitos de femicidio.

Patricia Morejón, fiscal provincial de Guayas, aseguró que “este no es un tema de mujeres, sino de sociedad. A veces tomamos a la ligera conductas que al final generan este delito”.

Anabelle Arévalo, coordinadora del Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam), detalló que se considera normal que a la mujer se la insulte, se la grite, se la controle. “Hay relaciones de poder inequitativo, donde a la mujer se le dice que no tiene ni que hablar. No logramos aún desaprender estereotipos y es importante que desde la escuela ya se eduque en este tema”.

La médico legista Linda Mena explicó a los asistentes, la mayoría eran abogados, qué detalles se pueden encontrar en el cadáver de una víctima de femicidio. “Regularmente hay exceso de violencia (múltiples heridas), no la que causa la muerte”.  

En el seminario, además, se analizó la problemática desde el ámbito de la antropología. El antropólogo Roberto Narváez explicó que “muchos casos de femicidios son porque los hombres pretenden ‘disciplinar’ una conducta de la mujer que rechaza la violencia o la posición de poder de su pareja”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: