Hoy se encendió una luz por los desaparecidos

- 06 de marzo de 2016 - 21:03

Desde las 18:00, en el Boulevar de las Naciones Unidas, norte de Quito, se colocaron pancartas con fotografías y nombres de desaparecidos. Veinte minutos después, se encendieron velas y antorchas en memoria de estas personas ausentes. Sus familiares y amigos, formando un círculo, compartieron por más de una hora sus experiencias.

Se trataba del acto “Una luz por los desaparecidos” que convocó a alrededor de 70 personas, quienes recordaron a sus seres queridos que no volvieron a casa.

“El aire es muy denso sin un ser amado, te queremos, regresa”, dice en una de las pancartas. Padres, hijos, hermanos, primos y amigos de los desaparecidos gritaban “dure lo que dure, cueste lo que cueste, si luchamos como hermanos a los desaparecidos los encontraremos”. Vehículos y transeúntes se detenía por pocos segundos para observar lo que sucedía.

“Esperamos que les den la luz a los desaparecidos para que llegue el día en que regresen a su casa. Todos los familiares y amigos les esperamos. Cada amanecer queremos abrazarlos, saber algo de ellos”, comenta Clelia Abril, de 84 años. Su hijo Camilo Tobar, el menor de 4, desapareció hace cerca de 4 años cuando tenía 51 años de edad.

Para Telmo Pacheco, presidente de la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec), prender una luz significa recordar a sus seres queridos desaparecidos. “Es que vemos una luz en el camino, significa que aún tenemos esperanza de encontrarlos”. Su hijo Telmo Orlando Pacheco Aguilar desapareció en 2011, a sus 33 años.

Pacheco, en altoparlantes, hizo un llamado a que las familias estén comunicadas, que sepan dónde está cada uno, con quién y qué están haciendo. Esta sería una medida de seguridad para que no existan más desaparecidos.

“Esperamos que esta luz guíe el camino de nuestros desaparecidos para que vuelvan a casa”, comenta Lidia Rueda, Secretaria de la Asfadec. Su prima, María Torres Cango, desapareció hace 41 años en Guayaquil.

Rueda asegura que, según datos de la Fiscalía General del Estado, existen alrededor 2.804 desaparecidos en Ecuador.

Cerca de las 19:30, 4 integrantes del grupo de percusión Retumba la Prole tocaron sus tambores para llamar la atención de los transeúntes. José Rodríguez, integrante, asegura que su agrupación se caracteriza por apoyar ciertas luchas y que en esta ocasión quisieron colaborar a que se visibilice un grave problema social.

Isabel Cabrera, hija de la desaparecida Leonor Ramírez, comenta que con actos como estos buscan sensibilizar a la sociedad. “Este es un problema que hoy nosotros como familia pasamos, el dolor lo vivimos día a día, mañana puede ser otra personas. Nuestro objetivo es salir a las calles a dar a conocer este fenómeno para que no se vuelva a repetir”.

Para Cabrera la luz es su esperanza de volver a ver a su ser querido.

Rueda explicó que “Una luz por los desaparecidos” llegó a Ecuador por una invitación de la organización Amigos sin fronteras de Argentina. El acto -mencionó- se llevó a cabo simultáneamente en México, Estados Unidos y Argentina. En Ecuador, esta misma actividad se realizó en febrero y agosto del año pasado.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: