Hampones suben hasta quinto piso para robar

19 de abril de 2012 - 00:00

El almacén Casa Tosi, ubicado en las calles Pedro Carbo y Aguirre, centro de Guayaquil, fue asaltado ayer, cerca de las 10:30. Tres hombres, que fingieron ser clientes del local, subieron hasta el quinto piso del edificio e intimidaron  a las cajeras para apoderarse del dinero que tenían en ese momento.

Con el dinero en mano, los hombres salieron en precipitada carrera y por la prisa y nervios, uno de ellos chocó contra una puerta de vidrio y la rompió, esto alertó a los ciudadanos que estaban en el sector quienes intentaron detenerlos.

Dos miembros de la Policía Nacional que transitaban por el sector también se percataron de lo sucedido y emprendieron  la persecución. Dos de los sospechosos fueron detenidos en la intersección de las avenidas 9 de Octubre y Malecón.

Las dos personas apresadas fueron identificadas como Carlos Alfredo de la Cruz Salguero y Jefferson Gustavo Sánchez Buenaño, de 25 y 24 años, respectivamente.

Los sospechosos, a quienes las autoridades les encontraron armas de fuego, fueron llevados al Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM) de la Policía.

En horas de la tarde de ayer, agentes de la Policía Nacional allanaron el domicilio del tercer sospechoso, situado en el sector de El Recreo, en el cantón Durán, a donde se suponía que había huido con parte del botín, que, según fuentes extraoficiales, ascendería a 49.000 dólares, de los cuales la Policía solo ha recuperado alrededor de $ 9.000 que fueron abandonados por los hampones en su frustrada huida.

Uno de los detenidos, Salguero,  indicó que su primo trabajaba como guardia del local y sería el planificador del robo, pues se suponía que  él los dejaría ingresar y salir con facilidad. Actualmente, el sujeto  se encuentra desaparecido.

El mayor Juan Carlos Soria, subjefe del Distrito 9 de Octubre, informó que los detenidos fueron trasladados a las dependencias de la Policía Judicial del Guayas (PJ-G), donde fueron legalizadas las detenciones para en horas de la tarde realizarles la audiencia de flagrancia.

Al mismo tiempo, la jefa de Tesorería y otros empleados de los almacenes estuvieron en la Fiscalía de Delitos Flagrantes, adjunta a la PJ-G, para presentar la respectiva denuncia por el delito de asalto y robo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP