Fernández también se habría dedicado al lavado de activos

08 de agosto de 2012 - 00:00

El ex gobernador de Manabí, César Fernández, detenido con 100 paquetes de cocaína, el pasado miércoles, que se presume enviaba al exterior, también organizaba operaciones clandestinas desde la capital.

Así lo informaron agentes de la Policía, quienes dieron a conocer que entre las ciudades de Quito, Guayaquil, Santo Domingo y Daule, el ex funcionario es dueño de 15 propiedades.

Precisamente en un departamento, ubicado en una urbanización exclusiva, de Quito se encontró medio millón de euros, afirmó el comandante general de la Policía, Patricio Franco.

El lavado de activos  sería otra de las actividades ilícitas a las que el ex funcionario público, ahora acusado por delito de narcotráfico, se habría dedicado en varias ciudades del país. En los allanamientos a otras viviendas se encontraron  56.000 dólares en paquetes con billetes de 20 y 50 dólares.

Según Franco, las evidencias halladas en los inmuebles comprobarían los nexos de Fernández con varias redes del crimen organizado, poniendo al descubierto la peligrosidad de la agrupación que, supuestamente, dirigía.

Franco mencionó, además, que las investigaciones de los nexos de Fernández se realizaban aproximadamente hace dos años, por lo que rechazó categóricamente las acusaciones por una supuesta politización del operativo antinarcóticos.

Según estos datos, la organización, a la que se presume pertenecen él y los demás detenidos, está radicada en Cali, Colombia, y su líder sería alias la “Yegua” o “Gordo”.

La droga que salía de los puertos y el dinero que se pagaba era supervisado por la colombiana Argenesis Solarte, quien al momento de su detención presentó una cédula de identidad ecuatoriana con los nombres falsos de Jésica  Solórzano.

Otra de las evidencias encontradas por la Policía fueron recibos de depósitos, presuntamente dirigidos al colombiano Humberto Mora Azansa, identificado, por agentes antinarcóticos, como el narcotraficante que implementó los  laboratorios de conversión de cocaína en Ecuador, algunos de ellos hallados en Loja. 

Agentes de inteligencia que investigan el caso no han descartado que el ex gobernador posea más propiedades no solo a su nombre, sino de terceras personas.

Desde hace una semana, Fernández permanece detenido en un cuartel policial de Guayaquil, pues todavía no se hace efectiva la orden del juez que autorice el traslado hacia el domicilio de su hija, donde permanecerá en arresto domiciliario debido a su edad, 72 años.

Autoridades mencionaron que a pesar de estar en su domicilio tendrá varias restricciones, pero no explicaron en qué consistirán.

De violar cualquier restricción, Fernández podrá ser trasladado a una cárcel común, mencionó Juan Carlos Barragán, Director Nacional Antinarcóticos.

Junto con Fernández fueron detenidas 11 personas, entre colombianos y ecuatorianos. Fernández fue apresado en  2003 por el mismo delito, sin embargo estuvo encarcelado únicamente un poco más de 6 años, de los 16 a los que había sido sentenciado.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: