Estudiantes aprenden de los efectos de las drogas y violencia en la familia

- 23 de noviembre de 2018 - 16:05
La Feria de Seguridad Ciudadana se realizó en la Academia Naval Almirante Illingworth (ANAI).
Foto: Karla Naranjo / El Telégrafo

Carlos tiene cinco años y cuenta que cuando ve a sus padres pelear corre a esconderse. Un compañero le dice que sus progenitores no pelean, pero que si lo hicieran intentaría separarlos.

El debate entre los niños ocurrió durante una Feria de Seguridad Ciudadana realizada, esta mañana, en la Academia Naval Almirante Illingworth (ANAI), en el norte de Guayaquil.

Alfonso Reascos, policía del Departamento de Violencia Intrafamiliar (Devif) habla con los menores y les dice que nunca deben sentirse culpables por los conflictos de sus padres y que los maltratos no son algo normal. “Yo no le pegaría a una mujer”, agrega otro niño. “Así es, nada justifica la violencia y ustedes pueden pedir ayuda a otros familiares, al 911, a algún policía”, les recuerda.

A la feria de seguridad asistieron alumnos de colegios asentados en el Distrito Florida, según la división policial de la ciudad.  Marco Proaño, jefe de operaciones de esa jurisdicción, manifiesta que es importante educar a los niños para que puedan autoprotegerse y ser multiplicadores de una cultura de seguridad.

"Por ejemplo, que a la salida del colegio estén prevenidos y no se dejen convencer por vendedores de droga ni para consumir ni para llevarles nada. Para esto también damos charlas de prevención, realizamos controles y trabajamos conjuntamente con docentes, vendedores seguros y la ciudadanía", dijo Proaño.

Cristian Ponce, agente del departamento de Información y Prevención Antidrogas, conversa con otro grupo de alumnos. Les explica los daños que provocan todas las drogas, como dañan la salud, la vida y a la familia.

Ernesto Monroy, alumno del décimo año de la ANAI, levanta su mano y participa. "Para que eso no suceda hay que inculcar valores en la familia y ser unidos, difundir mensajes de cómo perjudica la adicción y también debe existir más control".

Los niños y adolescentes además disfrutaron de la actuación del Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC), de obras musicales y de teatro. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: