Prisión preventiva para autor de falsa alarma de bomba en colegio

- 09 de mayo de 2018 - 22:15
El pasado miércoles 2 de mayo hubo una amenaza de bomba en el colegio Delfos, al norte de Guayaquil.
Ilustracion: El Telégrafo

El sospechoso de amedrentar a estudiantes y docentes del colegio Delfos fue capturado en el cíber desde donde enviaba los mensajes anónimos.

“Preparen la caja para sus hijos. Esto no es un juego y ni la Policía podrá salvarlos”, eran algunas de las frases con las que un ciudadano amedrentaba por Facebook a los padres de familia de la Unidad Educativa Delfos, situada en el norte de Guayaquil.

Además de usar las redes sociales, el individuo llamaba al colegio para decir que estallaría una bomba que estaba escondida en una maleta.

En el plantel se realizaron cuatro evacuaciones durante las últimas dos semanas. Los 620 alumnos y el personal docente salían asustados de las aulas y oficinas. Todas las amenazas fueron falsas.

El sospechoso de generar las alarmas fue aprehendido el pasado martes 8 de mayo en un cíber en la Av. Casuarina, más conocida como Entrada de la 8, en el noroeste de la urbe.

El fiscal Peter Jácome, quien participó en el operativo, indicó que el individuo en ese momento enviaba una nueva amenaza a los padres del colegio.               

El detenido fue identificado como Luis B., de 30 años, padre de dos menores que el año anterior estudiaron en el plantel, pero que por problemas económicos no pagaron las pensiones y este año no fueron aceptados.

La madrugada de este miércoles 9 de mayo, quedó con prisión preventiva por el delito de intimidación.

“Las investigaciones determinan que él no instaló ni detonó un artefacto explosivo. Cuando allanamos su vivienda tampoco hubo elementos que hicieran presumir que fabricaba algún artefacto para concretar la amenaza, por eso no se lo procesa por terrorismo”, explicó el fiscal Jácome.

Durante la audiencia Luis B., reconoció que enviaba mensajes, pero aseguró que no eran amenazantes sino que tenían como fin que sus hijos volvieran a estudiar ahí.

El acto ilícito por el que fue procesado está tipificado en el artículo 154 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) y sancionado con pena de entre uno y tres años de privación de la libertad.

En 10 días se realizará la audiencia por procedimiento directo. El funcionario especificó que Luis B., no solo es investigado por las amenazas en el Delfos sino también en el Ecomundo.

Patricia Morejón, fiscal provincial de Guayas, agregó que el individuo aducía que llegó de la frontera para atentar contra la vida. “Hemos diseñado una ayuda interinstitucional para descubrir el origen de las llamadas”.

Sara María Garaicoa, rectora de la unidad educativa, indicó que no sospechaba que el responsable fuera un padre de familia. Ella dijo que envió un comunicado a los padres de familia con la novedad de que el sospechoso fue capturado, pues algunos “por miedo no mandaban a sus hijos a estudiar”.

Freddy, cuyos hijos estudian en ese plantel, expresó que “el padre de los exalumnos no tenía el derecho de ponernos en zozobra. Los chicos sufrieron por sus actos y pedimos que se lo castigue”.

Otras alarmas

El pasado lunes 7 de mayo, los agentes descubrieron que un menor de 14 años, con discapacidad, hizo tres llamadas amenazantes a un local de comidas en la 17 y Portete. El 2 de mayo, dos menores de un colegio fiscal de Guayaquil fueron aislados por similar acto. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: