La entidad registró movimientos inusuales

- 14 de agosto de 2019 - 00:00
Socios que fueron perjudicados por esta entidad esperan respuestas.
Foto: José Luis Llivisaca / El Telégrafo

Según la investigación, a la Cooperativa de Ahorro y Crédito Coopera ingresaron dineros provenientes de Venezuela a través de empresas ficticias, mediante el Sistema Unitario de Compensación Regional de Pagos Sucre.

El Ministerio Público estimó que para el presunto lavado de activos se utilizaron al menos 15 empresas. Una de estas fue la empresa CT Tecnology, que abrió una cuenta en la entidad financiera de Coopera en julio de 2012.

En octubre de ese año realizó transferencias por $ 990 mil, desde y hacia el exterior, a 18 distintos beneficiarios.

Una de estas transferencias fue efectuada por Marcelo V. V., presidente de la cooperativa, al ciudadano venezolano Silvio D’Ostilio, quien tenía cuentas en Suiza y Panamá.

Las transacciones irregulares también fueron detectadas por el Servicio de Rentas Internas (SRI) y la Superintendencia de Compañías.

De acuerdo con los reportes de ambas entidades, entre diciembre de 2012 y marzo de 2013, CT Tecnology recibió transferencias por alrededor de $ 2’900.000 con justificaciones de fondos inusuales.

Dentro de las empresas investigadas por la Fiscalía General se encuentran tres en las que Marcelo V. V. se desempeñó como accionista o administrador.

Una de ellas fue Corpomed, que vendía insumos médicos. La compañía fue cliente del Banco del Austro en 2012. Durante una inspección de documentación, que se efectuó el mismo año, se conoció que Corpomed no funcionaba en la dirección que difundió esa empresa.

También de acuerdo con la Superintendencia, Marcelo V. V. mantuvo acciones o administró cinco empresas, entre ellas Corpomed, Dekorum y Duracryl, investigadas en el caso, las cuales están asociadas a través de societarios a connotadas compañías de Cuenca. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: