Colombia tiene "prioridad" de cerrar paso a violentos en frontera con Ecuador

- 17 de abril de 2018 - 18:20
El presidente de la República, Juan Manuel Santos, lideró la reunión periódica del Gabinete del Posconflicto, en la Casa de Nariño.
Foto: Presidencia de Colombia

El vicepresidente de Colombia, Óscar Naranjo, aseguró que las autoridades del país tienen como "prioridad" cerrarle el paso a quienes quieren sembrar violencia en la zona de frontera con Ecuador, donde fue asesinado un equipo periodístico de El Comercio y secuestrados dos civiles.

Así lo expresó Naranjo al término de una reunión de altos funcionarios gubernamentales realizada en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

"En este momento hay una prioridad militar, policial y judicial en zona de frontera colombiana para, de manera efectiva, contribuir a cerrarle el paso a quienes quieren sembrar la violencia en esa zona binacional".

El ministro ecuatoriano del Interior, César Navas, confirmó el secuestro de dos ciudadanos de ese país, en la zona fronteriza con Colombia a manos de un grupo disidente de las FARC autodenominado "Frente Oliver Sinisterra", liderado por alias "Guacho", cuyo verdadero nombre es Walter Patricio Arizala Vernaza.

"Guacho" es también el principal responsable del asesinato del equipo de prensa de El Comercio, integrado por el periodista Javier Ortega, de 36 años; el fotógrafo Paúl Rivas, de 45, y el conductor Efraín Segarra, de 60.

El vicepresidente Naranjo aseguró que se han "intensificado y arreciado las operaciones de búsqueda, localización y captura" de "Guacho", por el cual el Gobierno colombiano ha ofrecido una recompensa de hasta 400 millones de pesos (unos 147.000 dólares) a cambio de información acerca del disidente.

Reiteró que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ofreció a Ecuador "toda su cooperación para que se supere una situación" que lamentó y condenó.

Según el Gobierno ecuatoriano, el secuestro y asesinato del equipo periodístico, así como el secuestro de la pareja, agudizó la lucha contra narcotraficantes en la provincia fronteriza de Esmeraldas.

Desde finales de enero, en esa zona disidentes de la exguerilla FARC han hecho explotar al menos siete explosivos.

En esos ataques han muerto cuatro militares y tres decenas han resultado heridos de distinta consideración. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: