Cocaína para uso interno es la droga más decomisada

- 26 de junio de 2018 - 00:00
Foto: Tomada del twitter de la Policía Nacional. @PoliciaEcuador

Solo en los primeros seis meses de 2018, la Policía Antinarcóticos del país sacó de las calles 492.839,21 gramos de este alcaloide, más que en 2017.

En los últimos tres años se incrementaron las hectáreas de cultivo de coca en Colombia, lo que implica un aumento del consumo interno de cocaína y marihuana en Ecuador, situado al norte por este país y al sur por Perú, también otro productor de sustancias estupefacientes.

El general Carlos Alulema, director nacional de la Unidad Antinarcóticos, explicó sobre ese incremento de cocaína. “En 2015 se registraron 159.000 hectáreas de cultivos, dos años después, en 2017, aumentó a 190.000 hectáreas”.

Según el monitoreo de territorios afectados por cultivos ilícitos, el total nacional de producción de hoja de coca es de 606.100 toneladas.

Hay mayor concentración de producción y cultivo en los departamentos limítrofes de Nariño y Putumayo, manifestó Alulema.

A partir del nivel de incautación de consumo interno en Ecuador, hace cuatro años se confiscaron entre 9 y 10 toneladas de drogas, mientras que desde 2016 la cantidad promedio es de 14 toneladas, indicó el oficial antidrogas.

De acuerdo con las estimaciones policiales, se decomisa de 25% a 30%, así se puede proyectar cuál es el volumen de droga que ingresó al país, esto significa que cada año entraron 60 toneladas. Si lo contabilizamos en dosis serían 200 millones por año, señaló el oficial.

Las provincias que tienen mayor incidencia en el consumo de alcaloides son Manabí, Santo Domingo, Bolívar, Los Ríos, Galápagos, Guayas (Guayaquil), Santa Elena y Pichincha (Quito).

Alulema mencionó que la dinámica del consumo depende del tipo de sustancia que se comercialice y la facilidad con la que se accede a estos estupefacientes. Por ejemplo, “el 12,65% de estudiantes entre 12 y 17 años han consumido estupefacientes en el último año”.

El valor de la droga
También Alulema se refirió al valor que tienen estas sustancias ilícitas sujetas a fiscalización.

El fin de los narcotraficantes es netamente comercial, su objetivo no es dañar la sociedad, sino obtener grandes ganancias de dinero.

“Todo el negocio del tráfico ilícito se rige por las reglas del mercado que es la oferta y la demanda. Por ejemplo, la sustancia más consumida en Ecuador, que es la marihuana el 80%, puede costar hasta menos de un dólar en el territorio nacional. En Galápagos puede costar más de $ 10, en promedio por gramo”, explicó.

El valor de la droga incautada en 2018 (25 millones de dosis) es de $ 53 millones, lo que significa que en un año se mueven aproximadamente $ 100 millones ilegalmente en el país, sostuvo.

En el primer semestre de este año se desarticularon dos bandas de microtráfico, se registraron 4.492 casos y se aprehendieron a 5.233 personas relacionadas con el expendio de droga al público.

El consumo interno de drogas preocupa al ministro del Interior, Mauro Toscanini, pues está consciente de que la problemática avanza a nivel nacional y mundial. Una de sus tareas estará enfocada en la lucha contra los microtraficantes.

La prevención es la clave
Ricardo Camacho, experto en seguridad, indicó que Ecuador al estar rodeado geográficamente por Perú y Colombia, países productores de droga, siempre tendrá un problema de consumo interno.

Sostuvo que el Gobierno debe generar políticas públicas para la prevención de drogas. “Mientras no invirtamos el dinero en prevención y no tengamos personas expertas trabajando en este tema, el país estará a expensas de los grupos de microtráfico”.

El analista Óscar Maldonado señaló que no toda la producción de droga va dirigida a Estados Unidos, un porcentaje importante se queda en la región, lo cual incrementa el consumo de estupefacientes. “Se evidencia el aumento del microtráfico y transporte de la droga”.

Los narcotraficantes se aprovechan de la vulnerabilidad de los pobladores sin recursos. “El desempleo es uno de los factores para que estas organizaciones delictivas  vinculen a la población en el tráfico de drogas. Es un problema a nivel social”.

El Estado debe emprender el control policial en los principales focos de expendio de droga, desmantelar los carteles internos y perseguir el microtráfico.

“Estas medidas deben ir de la mano con proyectos sociales que ayuden a las familias de escasos recursos”, consideró Maldonado. (I)

-------------------------

ONU pide bajar la oferta  y demanda de alcaloides
Mediante la resolución 42-112, aprobada el 7 de diciembre de 1987, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decidió conmemorar el “Día Internacional contra el Tráfico Ilícito y Abuso de Drogas” cada 26 de junio. Con esta decisión la ONU busca reforzar la acción y la cooperación con el fin de alcanzar una sociedad libre del consumo de drogas.

En la resolución se recomiendan medidas adicionales al informe y las conclusiones de la Conferencia Internacional sobre Tráfico Ilícito y Abuso de Drogas de 1987. “La Asamblea General mantuvo un período extraordinario de sesiones dedicado a las drogas en abril de 2016, que marcó un hito en la aplicación de los objetivos recogidos en la Declaración Política y Plan de Acción sobre Cooperación Internacional hacia una Estrategia Integral y Equilibrada contra el Problema Mundial de las Drogas, de 2009, en el que se definieron las medidas por tomar y los objetivos por cumplir por los Estados Miembros para antes de 2019”.

El documento recomienda reducir la oferta y la demanda, así como mejorar el acceso a medicamentos controlados y restringir su desvío al mercado ilegal. También son cuestiones relacionadas con los derechos humanos, los jóvenes, los niños, las mujeres y las comunidades. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: