Avión complementará la lucha contra delitos transnacionales

- 07 de septiembre de 2018 - 00:00
La nave estadounidense sobrevolará el espacio marítimo para evitar el narcotráfico, pesca ilegal y tráfico de combustibles y armas.
Foto: Lylibeth Coloma / El Telégrafo

El avión no despegó. A las 09:00 de este jueves 6 de septiembre se tenía previsto que la nave estadounidense, que complementará la lucha contra los delitos transnacionales en Ecuador, realizara un vuelo inaugural.

Los ministros del Interior y Defensa, María Paula Romo y Oswaldo Jarrín, respectivamente; Todd Chapman, embajador de Estados Unidos en Ecuador; la fiscal subrogante, Ruth Palacios y autoridades militares y policiales atravesaron a pie la pista, subieron a la aeronave por 15 minutos y regresaron.

En un pequeño auditorio, Jarrín y Romo se pusieron tras un estrado para dar detalles de la actividad. El Ministro de Defensa tomó primero la palabra.

“El avión P3 nos permitirá ampliar las capacidades de vigilancia, detección y monitoreo de los delitos transnacionales. Asimismo, la protección económica exclusiva, la cual está permanentemente amenazada por buques pesqueros Factoria de diversas nacionalidades”.

Jarrín detalló que el P3 vendrá al país periódicamente y sobrevolará espacios restringidos y prohibidos, pero siempre con autorización del Estado ecuatoriano, el Ministerio de Defensa y la Cancillería.

Aclaró que la misión de las unidades de protección de la frontera solo son detectar y entregar información.

Jarrín indicó que en el marco del convenio con Estados Unidos también se consideró la necesidad de lanchas ribereñas para que sean vendidas a Ecuador.

“Inauguramos la primera fase de lo que significa control de fronteras para la detección y la identificación, pero el fortalecimiento de las capacidades militares es permanente”.

Además la cooperación incluye la llegada a Esmeraldas de un buque hospital, a mediados de octubre. “Tendremos la presencia de 650 médicos, un equipo de sanidad y seis quirófanos”.

María Paula Romo, ministra del Interior, indicó que las amenazas contra la seguridad ciudadana se han transformado y no se puede responder eficientemente sin un trabajo conjunto entre Policía y Fuerzas Armadas y sin cooperación con otros países.

Las declaraciones de ambas autoridades terminaron sin dar lugar a preguntas.

Darwin Jarrín, comandante de operaciones navales y del Comando Operacional número 2, explicó que esta semana se realizarán vuelos demostrativos para que los oficiales ecuatorianos establezcan comunicaciones y operaciones con unidades de Guardacostas.

“Los sobrevuelos abarcarán el espacio marítimo jurisdiccional y áreas de interés. Según la situación los planes de vuelo se modificarán”, dijo el comandante.

Agregó que la nave tiene una autonomía de 16 horas de vuelo, radares, sistemas electro-ópticos y sistemas de comunicación de corto, mediano y largo alcance. “Tenemos capacidades similares, pero esta plataforma suma”.

Carlos Alulema, director nacional de Antinarcóticos, indicó que la unidad solicitó el requerimiento de esta nave desde el año pasado, en noviembre de 2017 hubo una primera llegada.

El oficial indicó que el pedido se hizo ante la realidad de que el mar es una de las principales rutas del narcotráfico. En el agua se han decomisado seis toneladas de las 58 incautadas a nivel nacional en 2018. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: