38 mil taxi iniciarán el 2014 con kits de seguridad

25 de octubre de 2013 00:00

Más del 70% de los vehículos de alquiler (taxis cooperados) que trabajan en Guayas cuentan con el kit de seguridad entregado por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), que permite comunicarse inmediatamente con la Policía en casos de accidentes o actos delictivos.

“El sistema funciona como medio disuasivo, porque un sospechoso al ver las cámaras y el distintivo de Taxi Seguro en la carrocería desiste de su propósito”, indicó Leoncio Arriaga, quien lleva 30 años como taxista, y confesó haber sido víctima de asaltos al menos en unas 8 ocasiones. Ahora se muestra complacido con la puesta en marcha del plan Transporte Seguro, que lleva a cabo desde julio pasado la ANT.

El plan piloto empezó con 500 carros de transportación privada en Guayaquil y actualmente se instala un promedio de entre 100 y 200 equipos por día, señaló George Mera, presidente de la Unión de Cooperativas de Taxistas del Guayas, que agrupa a 12.000 unidades adscritas en 138 cooperativas.

“El plan empezó con los compañeros del aeropuerto José Joaquín de Olmedo y la terminal terrestre, y fue todo un éxito”, informó.

Desde agosto, el sistema se aplica en las provincias de Pichincha, Azuay y Santa Elena, y la ANT tiene proyectado que, para diciembre próximo, los 38.000 taxis a escala nacional se encuentren integrados al programa. “El equipo nos da mayor tranquilidad, nos da garantías de que ya no vamos a tener más robos y, en caso de que nos asalten, vamos a ser asistidos de una manera rápida por la Policía”, indicó Mera.

Los taxis que aún no cuentan con este dispositivo son aquellos que no se regulan o los que han iniciado el trámite en el Plan Renova y no tienen su placa de alquiler, porque han hecho cambio de unidad. Hay otro grupo de taxistas que inició el proceso de chatarrización y espera deshacerse de su carro viejo.

Desde el 2014, el kit será un requisito para el funcionamiento de  todas las unidades de transporte del país

El dirigente resaltó la gratuidad del sistema, ni el equipo ni la instalación, tienen costo para los taxistas; sin embargo, indicó que las autoridades de la ANT les advirtieron que en caso de robo o daño, deberían reponer el equipo, de igual manera deberán pagar una cuota anual de 36 dólares por concepto de mantenimiento y transmisión de datos. Mera indicó que intervendrá ante el Gobierno para que ese pago sea exonerado, puesto que la “fuerza amarilla” es parte activa de la seguridad en la ciudad y el país.

Arriaga añadió que siempre les explica a los pasajeros su funcionamiento. Les cuenta a ellos que las cámaras son monitoreadas en todo momento por el ECU-911 y advierte sobre todo a los niños que no se trata de un juguete.

Sin embargo, Jorge de la Torre, director de ECU-911 Samborondón, indicó que se ha registrado un mal uso del botón de pánico, por descuido de los conductores o porque no se socializa debidamente con el pasajero. Algo parecido le sucedió a Efrén Álvarez, quien no se percató de que había presionado el botón y que en menos de 3 minutos se vio rodeado de policías.

Aunque no hay un balance oficial de las emergencias atendidas, el personal de la ANT que trabaja en el Sistema Integrado de Seguridad ECU-911 del país cuenta un caso en el que se intervino.

A las 04:15 del pasado 22 de agosto, el Servicio Integrado de Seguridad ECU-911 recibió la alerta emitida por un botón de pánico instalado en uno de los taxis de Guayaquil. Antes de ser maniatado y metido en la cajuela del carro, el conductor activó el sistema Transporte Seguro e inmediatamente el ECU-911 localizó el vehículo.

El kit comprende un GPS (Global Position System, en sus siglas en inglés), dos cámaras que graban audio y video, colocadas en la parte delantera y en el centro del vehículo, y 3 botones de emergencia o de pánico, uno situado cerca del conductor, otro de los pasajeros y otro en el portamaletas.

Contenido externo patrocinado