Menores heridos en persecución policial se recuperan

22 de octubre de 2014 17:23

El comandante general de Policía, Fausto Tamayo, junto con el jefe del Estado Mayor, Patricio Pazmiño y del comandante del distrito de Quito, Ramiro Mantilla, visitaron a los 5 menores que resultaron heridos tras un choque entre un vehículo particular y una patrulla, que realizaba una persecucióna otros carros sospechosos.

Diego Fuentes, en su calidad de ministro del Interior encargado, relató que la noche del martes un vehículo policial realizaba un patrullaje de control operativo, ya que fueron alertados que un carro modelo Vitara circulaba de manera sospechosa por el sector del Calzado, cerca de la Argelia, al sur de Quito.

“Inmediatamente alertaron a los ocupantes del automotor para que se detengan pero esto no pasó, al contrario emprendieron la fuga, en la persecución, un carro particular marca Renault omitió una señal de tránsito e impactó a la patrulla. El vehículo policial se trepó a la vereda y golpeó a los menores”, dijo.

Fuentes informó que 2 menores ya fueron dados de alta, mientras que 2 permanecen hospitalizados en el hospital Baca Ortiz y uno en la casa de salud del Padre Carollo. De igual forma, el funcionario dijo que conversó con los padres y les explicó que esta situación fue un tema fortuito. Dijo que les apoyarán en lo que necesiten hasta que sus “hijos se recuperen”.

Tamayo sostuvo que tras conocer del percance se dispuso que las unidades médicas brinden su total apoyo a las víctimas, “les ofrecimos médicos, ambulancias, compra de medicamentos y posterior acompañamiento hasta su total recuperación”.

Tamayo informó que pese a que el vehículo sospechoso huyó del lugar, se logró detener al automotor con la ayuda de otros vehículos policiales. Así se detuvo a uno de sus ocupantes, quien responde a los nombres de Paolo G.. Esta persona tiene un historial de 5 detenciones anteriores y en el momento de la detención el sospechoso estuvo portando un arma de fuego.

Alfredo Proaño, director del hospital Quito No.1, dijo que recibió informes de la situación de los menores y que uno de ellos presenta una contusión pulmonar. Debido a esta complicación está internado en el hospital de especialidades pediátricas Baca Ortiz.

Los menores tienen entre 11 y 12 años. El percance habría sucedido cuando los menores de edad salían de su escuela y se dirigían a sus viviendas.

Contenido externo patrocinado