El divorcio entre Ruptura y PAIS ya está consumado

10 de febrero de 2012 - 00:00

Llegan juntos, caminan al mismo paso y se miran constantemente como automatizando el discurso que en poco deberán presentar. Francisco Jiménez (ex gobernador del Guayas), Gina Galeano (concejala de Guayaquil) y Silvia Buendía (activista social) arriban a las instalaciones de El Telégrafo para hablar del presente y del futuro electoral de Ruptura de los 25. Pero también el pasado -íntimamente ligado a Alianza PAIS- será debatido.

El mando de la charla la tiene Jiménez, quien en su paso por la Gobernación se acostumbró a soslayar constantemente las preguntas de los periodistas. En realidad es el más apático y pesimista, sus palabras serán las más ácidas en contra del Gobierno. Para él, Ecuador va de tumbo en tumbo, algo que dista de sus discursos de hace dos años cuando era el representante del Ejecutivo en la provincia. 

Esto contrasta con la perenne sonrisa de Buendía. La abogada guayaquileña intenta ser la que aborde los temas “ideológicos” del movimiento. En un pasaje  de la conversación da a entender que activamente ha trabajado desde los orígenes de la organización, hecho discutido en el ambiente político y entre ex miembros del colectivo, quienes afirman que el nexo entre Ruptura y la ex panelista de “Así Somos” es reciente. Hace una semana, vía Twitter, anunció su retiro del programa que se transmite en Ecuavisa para emprender “nuevos proyectos”. 

La más concreta -y la que menos interviene- es Galeano, quien apuesta por “aterrizar” sus respuestas del quehacer político al ámbito de la ciudad. Afirma que en el Concejo Cantonal -con notorio e influyente dominio de Jaime Nebot- “se puede debatir y llegar a consensos”.

Los tres se alinean a la hora de afirmar que entre Ruptura de los 25 y Alianza PAIS, el divorcio está consumado por entero, por su concepción de la política. 

Ustedes tuvieron inconvenientes en su reinscripción ante el Consejo Nacional Electoral (CNE). ¿En qué estado se encuentra este proceso ordenado por las leyes?

FJ: Nosotros hace tres meses presentamos unas 240 mil firmas de respaldo en el CNE y de esas el Consejo decidió que lo que servían eran cerca de 100 mil. Dentro de eso, hemos seguido recolectando y el miércoles 1 de febrero logramos llegar al techo del 1,5% del padrón electoral; es más, logramos superar ese techo porque pudimos recoger aproximadamente 170 mil firmas, cuando las que se exige son 157 mil.

Con la cercanía de las elecciones de 2013 están surgiendo nuevos movimientos que  aglutinan  a la oposición. ¿Se alinearán a ellos?

SB: La Ruptura no es nueva, tenemos ya nuestros años y siempre es algo positivo que se estén creando nuevos movimientos, porque eso es la democracia, en definitiva. En cuanto a nuestra organización, tenemos cuadros interesantes. Estamos analizando candidaturas.

Los movimientos siempre hablan de cuadros políticos... En su caso, ¿cuál es el perfil que deben tener esos cuadros?

SB: Progresistas. Una nueva izquierda, respetuosa de los derechos, que le guste el diálogo y disentir de buena fe.
No sé por qué cuando se escucha hablar a las figuras políticas sobre el diálogo, apertura y respeto, siento que tácitamente están minando la imagen del  Gobierno ¿Creen que esos temas no se respetan a la fecha?
GG: Yo te puedo hablar desde mi trabajo día a día. Yo soy concejala de Guayaquil  y allí (en el Concejo Cantonal de Guayaquil) tú puedes ver que se puede hablar con respeto, a pesar de los disensos. 

Si bien María Paula Romo, como representante nacional de Ruptura, es radical al decir que jamás volverán con el oficialismo, ¿qué pasa en Guayas? ¿El divorcio es total, con separación de bienes y todo?

(Risas de los tres dirigentes)
SB: ¡Cómo se puede hablar de volver cuando estamos yéndonos cada vez más lejos!
FJ: Ni con una de José José nos reconciliamos con PAIS.

¿Hay todavía concordancias con el bloque de  PAIS?

FJ: Bueno... PAIS es un movimiento, en teoría, de izquierda, en el que hay un altísimo nivel de pragmatismo. Por ejemplo, hay una obra  vial  bastante importante, pero más importante es que por ahí transite el hombre libre. Hay una obra importante en la edificación de penitenciarías, pero más importante es que ahí vayan a parar los corruptos.

¿Con quiénes siente afinidad política en estos momentos Ruptura de los 25?

FJ: (Sonrisa) Eso es un poco complejo decirlo ahorita. Será en su momento discutido en el consejo nacional. Afinidades tenemos con todos los sectores políticos que están en el espectro de izquierda.
SB: Yo creo que sería mejor decir ¿quién siente afinidad con las ideas que nosotros tenemos?

¿Cómo está la situación con sus grupos de base (estudiantes y colectivos)  en la actualidad?

FJ: Siempre hemos trabajado con estudiantes y profesionales. Pero nosotros sabemos que eso no basta  para configurar un escenario político nacional; esa es una de las grandes diferencias que tenemos con el actual régimen. Hay dos grandes formas de hacer política: a partir de la confrontación y otra a través del consenso. El Presidente intencionalmente, porque es su forma de hacer política, escogió el de la confrontación y, probablemente, en una etapa inicial del país se justificó por la serie de contradicciones que seguían vigentes en el orden constitucional, pero el problema es que ese segundo paso no se ha dado, el de superar ese escenario (...) Porque no ha habido una construcción institucional, porque ese movimiento sigue convergiendo hacia una sola persona y porque en la lucha de las libertades hay  una concentración de poderes.

¿Cómo analizan la aplicación de lo establecido en la Constitución de Montecristi?

SB: Mediante el esfuerzo de todo un país se elaboró la Constitución de 2008 y ese documento estuvo bien. Pero vemos, semana a semana, que muchos de los planteamientos que son constitucionales no se están cumpliendo.

En caso de que en 2013 ustedes alcancen una mayor bancada en el Legislativo, ¿cuál será su posición frente a las leyes que se han elaborado y que se están redactando y que tienen su origen en lo establecido en la Carta Política?

SB: Pues hay que ser consecuentes con la Constitución y con las consultas que se le han hecho al pueblo y uno no puede obviar eso. Eso es un mandato.

El pueblo exigió una Ley de Comunicación...

SB: Exactamente, y hay que hacer todo lo que se aprobó en la consulta.

Y eso que   ustedes hicieron campaña por el No en todas las preguntas...

SB: Hay que ser coherentes y consecuentes, pero sobre todo cumplidores de la ley. Hay que tener claro eso, no es que porque ahora no estoy de acuerdo voy a dejar pasar por alto o no elaboraré   una normativa.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP