Guayaquil tiene 9 zonas proclives a sufrir incendios

- 03 de agosto de 2018 - 00:00
El Bosque Protector Papagayo es uno de los nueve sectores de Guayaquil vulnerables a incendios forestales.
Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

La liberación de sitios para establecer asentamientos irregulares y quemas para labores de reciclaje son las causas más comunes de siniestros en áreas forestales.

“Comienza ahí”, dice Carlos Zambrano, habitante de Voluntad de Dios (noroeste de Guayaquil), mientras señala una zona boscosa y árida de aproximadamente 3.600 hectáreas (ha) conocida como Bosque Protector Papagayo.

“Se extiende a lo largo de Monte Sinaí, pasando La Ladrillera”. Lo primero que se percibe del ecosistema protegido mediante acuerdo ministerial, firmado en agosto de 2012, es la gran cantidad de ceibos, matorrales y ciruelos.

En octubre pasado, un incendio de alarma 4 (que demanda un amplio despliegue de personal) consumió más de 30 ha de bosque seco. Los vecinos dijeron que el fuego fue provocado por personas que huyeron poco después de iniciado.

La Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) y el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil (BCBG) consideran que la periferia urbana guayaquileña es más susceptible a este tipo de siniestros.

El mes pasado se registraron cuatro incidentes de esta índole, informó Fernando Ayala, jefe de la División Técnica Forestal y Ambiental de los bomberos.

La vía a la Costa, vía a Daule y Monte Sinaí son las zonas más críticas. Mientras que dentro del sector urbano están el Bosque Protector Cerro Paraíso, Bosqueira, Cerro Colorado, San Eduardo, Cerro Azul y Cimas del Bim Bam Bum.

Ayala considera que las causas más comunes son el establecimiento de asentamientos irregulares y la quema de basura por parte de recicladores. “Queman cables para sacar el cobre, dejan prendida la llama o pierden el control de la quema con el viento”.

En cuanto a los eventos presuntamente provocados por el interés de lotizar un área protegida, el BCBG presenta denuncias ante la Fiscalía para que las derive a las instancias gubernamentales pertinentes, como la Secretaría Técnica de Control y Prevención de Asentamientos Humanos Irregulares.

La mayor incidencia ocurre entre octubre y diciembre, dice Ayala sin precisar cifras, porque gran parte de la vegetación está seca y cualquier ignición puede provocar un incendio de grandes proporciones.

Para combatir los incendios se cuenta con 60 bomberos con el equipamiento indispensable y especializados en emergencias forestales. “En promedio, nos toma entre ocho y 10 horas controlar los incidentes”, asegura el oficial.

Por su parte, Fabricio Echeverría, coordinador zonal 5 y 8 de la SGR, dice que en la jurisdicción se registraron 2.300 de estos incidentes en las provincias de Santa Elena y Guayas en 2017, y en lo que va del año todavía no se supera el 50% de la cifra. (I)

Información
Sectores en riesgo  
Fabricio Echeverría, coordinador para la Zona 5 de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR), considera que Santa Elena y Guayas son los puntos de la jurisdicción en los que se registra la mayor incidencia de incendios forestales.  

12 mil hectáreas de zonas forestales se quemaron en el país entre 2012 y 2014, según datos del Gobierno.

El mes más peligroso
Agosto es considerado el mes en el que se registran más incendios forestales en el Ecuador. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: