El incidente afectó al tránsito en la zona cercana al Malecón Simón Bolívar de Guayaquil

Tubo colapsó al pie del Municipio porteño

- 25 de febrero de 2016 - 00:00
La novedad fue reportada aproximadamente a las 07:00 de ayer y maquinaria municipal acudió al sitio.
Foto: José Morán / El Telégrafo

La concesionaria Interagua reconoció que el problema fue detectado hace un tiempo, pero que no se lo reparó. Transeúntes y choferes solicitan una revisión exhaustiva de todas las redes.

El colapso de un colector de aguas servidas en la av. 10 de Agosto, a la altura del Municipio de Guayaquil, provocó ayer el hundimiento parcial de la calzada, originando un orificio de aproximadamente un metro de diámetro.

El ducto -de 170 mm- comenzó a ser intervenido desde la mañana, aunque se desconoce el tiempo que tardará la reparación.

La depresión del pavimento fue detectada hace un tiempo e Interagua reconoció que el incidente se presentó antes de que pudiera ser remediado, afirmó la vocera de la entidad, Ilf Florsheim.

La novedad fue reportada aproximadamente a las 07:00, aunque recién a las 09:00 se comenzó a cortar y romper el pavimento para conocer la magnitud del problema.  

Una cuadrilla de la Dirección de Obras de la Alcaldía trabajó durante 3 horas para poder visualizar la tubería que estaba aproximadamente a un metro y medio de profundidad.

Florsheim manifestó que el tiempo de reparación será determinado una vez que se conozcan las causas del colapso. No se descartó que el incidente pudiera repetirse “considerando los años que tienen las tuberías”.

Sin embargo, la funcionaria puntualizó que se trata de un incidente fortuito porque existe una variedad de factores que intervienen en los daños de colectores y redes de agua potable.

Por su parte, la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) coordinó acciones para desviar por la calle Pedro Carbo a los vehículos que bajaban por la av. 10 de Agosto. Los uniformados se ubicaron a lo largo de Pedro Carbo, hasta la av. 9 de Octubre. La intersección con la calle Aguirre fue el punto más crítico durante el mediodía.  

Entre los transeúntes y conductores había desconcierto porque era la primera vez que veían una situación de esta clase cerca del Malecón y temen que vuelva a ocurrir.

Richard Cárdenas, comerciante de la zona, refirió que los ductos de alcantarillado son los más antiguos de la ciudad y sugirió que se revise la red del servicio.

Mientras que el taxista Orlando Ortega comentó que hace casi una década se presentó una situación similar en la calle Colón y el vehículo de un familiar resultó afectado. “Interagua lo indemnizó pero no pueden confiarse, los ductos son antiguos”.

Hasta el cierre de esta edición, Interagua no oficializaba el tiempo que tomará la reparación del colector de aguas servidas. (I)

Personal de la Autoridad de Tránsito Municipal coordinó acciones a lo largo de la calle Pedro Carbo para desviar el flujo vehicular que llegaba desde el este. Foto: José Morán/ El Telégrafo

Tubos tienen 60 años de antigüedad

Factores externos pueden incidir en daño a ductos

La acumulación de humedad o agua, las construcciones aledañas, entre otros, están entre los factores externos que pueden incidir en el colapso de un tubo, coincidieron dos ingenieros consultados sobre el incidente en la av. 10 de Agosto.

Para los especialistas, el reciente suceso es excepcional y no debe motivar una alarma basada en la suposición de que las redes de alcantarillado y agua potable ‘reventarán’ en cualquier momento.

Jacinto Rivero, exdirector de Cedegé, explicó que el proceso para que una calle se hunda por el colapso de una tubería puede demorar desde días hasta meses, dependiendo de la intensidad de los elementos que intervienen.

Destacó que los ductos de hormigón -que componen las redes ubicadas en la zona centro- son bastante resistentes y que pueden soportar la carga de conducción actual. Incluso, teóricamente, la reparación debería ser un proceso sencillo “pero eso dependerá de la magnitud del daño”.

Mientras que José María Fuentes, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles, indicó que este tipo de imprevistos son circunstanciales y que actualmente pueden ser prevenidos con tecnología digital.

Sobre la situación en la av. 10 de Agosto indicó que puede ser aprovechada para iniciar un monitoreo exhaustivo de las redes que tienen entre 20 y 60 años de antigüedad. Actualmente se cuenta con alternativas, tales como sistemas para reforzar y cambiar tuberías “sin necesidad de abrir las calles”.

La concesionaria Interagua cuenta con herramientas robóticas para revisión como Smartball, Pipe Diver y Panoramo, desde 2011. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: