Treinta familias tienen nueva vivienda desde este fin de semana

04 de abril de 2011 - 00:00

Janet Borja, de 37 años, estaba sentada afuera de una casa en Socio Vivienda, ubicada en el sector de Nueva Prosperina, esperando para recibir su nuevo hogar. En su expresión se reflejaba incertidumbre ya que en su interior guardaba sentimientos encontrados. Por una parte sentía alegría al recibir una casa, de las 30 que entregó el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda este fin de semana en el norte de Guayaquil, y por otro lado sufría por la pérdida de Bryan David, su hijo.

El domingo 23 de enero de este año un incendio en la isla Trinitaria cambió la vida de Janet. El siniestro ocurrió aproximadamente a las 17:00, no solo le quitó a su hijo sino también sus bienes materiales. Borja contó que todo pasó de manera tan rápida que todavía no encuentra explicación sobre cómo ocurrió.

“Mi hijo era especial, tenía discapacidad psicológica. Entré a la casa, boté una pared del baño y me lancé con Bryan hacia abajo, pero se agarró de algo. Al caer me di cuenta de que él había ingresado a la vivienda. Ya no pude regresar por él”, relató Borja enjugando lágrimas.

A ahora le quedan tres hijos (2 mayores de edad que viven en otro lugar y uno de 8 años). Vivía en la Cooperativa Isla del Valle. Reconoció sentirse contenta porque “la casa es un espacio digno donde se puede vivir. Para una persona pobre es un lugar decente, así sean 4 paredes y un techo. Es un nuevo comienzo”.

Otra víctima de un incendio es Belén Vallejo, de 31 años, cuya casa se quemó el 30 de septiembre del 2009 en la isla Trinitaria. Perdió las posesiones que estaban dentro de la vivienda. Desde esa fecha hasta que recibió un nuevo hogar se refugió en el Albergue del Buen Vivir.

Al principio el Ministerio de Inclusión Económica y Social les proporcionaba alimentos, pero dejaron de hacerlo una vez terminados los 6 meses de convenio con el Miduvi. Por ende tuvieron que pagar su comida con el dinero que ganaba Nelson Báez, su esposo.

Vallejo cocinaba en un comedor ubicado en Los Esteros. Este negocio era parte de una casa, luego del accidente dejó de asistir. Al momento del desastre ella se encontraba trabajando. La llamaron para avisarle que su casa se estaba incendiando. “Pensé, fue, en mis hijos. Gracias a Dios no les pasó nada porque una prima a cargo de ellos no los había llevado a la casa”, contó.

En la actualidad cuentan con una casa y con servicios básicos como agua potable y luz. Además, el Municipio les obsequió una cocina, nevera pequeña, un televisor de 14 pulgadas y un juego de ollas. Vallejo piensa en colocar un negocio de comida en la casa para cuidar a sus hijos. La experiencia que le quedó es que no puede dejarlos con otra persona ni que se queden solos.

El ministro de Desarrollo Urbano y Vivienda, Walter Solís, explicó que se otorgaron 30 casas. “Seguimos con el cronograma de entregas de Esmeraldas Chiquito. Dentro de Guayaquil Ecológico se van a reubicar a 5.000 familias.

Entre estas viviendas hay unas emblemáticas como aquellas que se cayeron al estero Salado el 21 de febrero. Les habíamos ofrecido la casa para mayo, pero aceleramos los procesos y las entregamos los primeros días de abril”, explicó el funcionario.

Otros beneficiados cin una casa es la viuda del policía Christian Granizo, el que murió en manos del hampa, y la familia de un niño con problemas de discapacidad, al cual se le había ofrecido un domicilio a través de la Misión Manuela Espejo. Esta casa tiene rampa de acceso.

Los ciudadanos cuentan con una vivienda de hormigón plantada en un terreno de 90 metros cuadrados. Tiene sala, comedor, cocina, todos los acabados, cerámica de piso y de baño. También tiene agua potable y energía eléctrica.

Las viviendas cuentan con aceras, bordillos, canchas de fútbol y están cerca del colegio réplica Vicente Rocafuerte. Por medio de esta entrega se ha ayudado a  150 personas. “Hay familias que tienen 5 miembros”, indicó Solís. En Socio Vivienda 1  son 2.500 casas.  1.600 están construidas y el resto estarán hasta julio 25. En este proyecto se ha invertido $12.000 por casa

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: