El transporte urbano no cubre zonas periféricas

- 13 de mayo de 2019 - 00:00
Cerca de la vía Perimetral, una de las líneas que conforman el “circuito express” hace estación en una calle angosta que se provoca congestionamientos.
Fotos: José Morán / ET

Los usuarios de sectores comunes de Guayaquil y Daule se quejan de la contaminación y mal estado de las unidades. Muchos prefieren furgonetas.

En un mes en el que estuvo ausente por un viaje realizado para una capacitación empresarial, el transporte urbano cambió para Lorena Meza, habitante de la urbanización Villas del Rey, ubicada en el cantón Daule.

Hasta marzo pasado, la ruta que normalmente tomaba era la línea 63 A (Orquídeas) desde un centro comercial en la Av. Francisco de Orellana, en Guayaquil, hasta la entrada a La Joya en la Av. León Febres-Cordero.

Desde este punto abordaba una furgoneta hasta su domicilio. En todo ese trayecto pagaba $ 0,60.

A su retorno, la semana pasada, Meza se encontró que las furgonetas ya no operaban y en su lugar hay la línea de buses Lojastrans, compuesta por ocho unidades.

Pero la ciudadana, así como otros vecinos de Villas del Rey y La Joya, no está conforme con el retiro de las furgonetas ni con la disposición de que circulen buses.

¿La opción? Los habitantes toman taxis informales que cobran $ 0,30 por persona para el recorrido de casi 4,5 km que abarca el ingreso a La Joya hasta el punto más alejado de Villas del Rey.

Meza explica que para un recorrido tan corto “es absurdo tener buses para 45 pasajeros que, además de que no se llenan ni la mitad hacen bulla y contaminan”.

El retiro de las furgonetas como alternativa de transporte urbano es una acción que se ejecuta también en los cantones de Guayas y Samborondón.

Las autoridades de tránsito locales justifican la medida de que ninguno de estos vehículos están regularizados. Mientras que los usuarios justifican su uso en que son los únicos automotores que pueden acceder en sitios no pavimentados y tienen mayor frecuencia en los recorridos cortos, como el caso de La Joya y Villas del Rey.

La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) de Guayaquil informó que en lo que va del año, 1.218 vehículos usados para transporte urbano fueron retirados por operar al margen de la ley. De ese total, 195 son furgonetas.

La ATM se ampara en el artículo 386 del Código Orgánico Integral Penal (COIP):  Sancionar con dos salarios básicos ($ 788 en 2019), reducción de 10 puntos en la licencia de conducir y retención del vehículo por el plazo mínimo de siete días al conductor “que transporte pasajeros o bienes, sin contar con el título habilitante correspondiente, la autorización de frecuencia o que realice un servicio diferente para el que fue autorizado”.

Los operativos desplazaron a las furgonetas como alternativa de transporte. Dependiendo del lugar, los controles reciben una lectura distinta sobre su uso.

Hacia el norte de la ciudad, cerca de la urbanización La Prosperina, por ejemplo, los buses que forman parte de los “circuitos express” implementados por la ATM, desde mediados del año pasado, no tienen total aceptación de los usuarios.

Estas unidades se caracterizan por ser de poca capacidad y tener más años de circulación que los vehículos que transitan por la zona centro. De hecho, fueron retirados de este sector como parte del reordenamiento implementado por la ATM.

“Lucen viejas aunque tengan la revisión técnica”, es la percepción de Andrés Caicedo, habitante de Sergio Toral, uno de los sectores cubiertos por los buses del “circuito express”.

En una de las intersecciones de la vía Perimetral estas unidades incluso generan caos vehicular porque se estacionan en calles angostas.

Mientras que en el norte de la vía Perimetral y sur de la ciudad (Guasmo) consideran más factible la presencia de las furgonetas como transporte, en la vía a la Costa están preocupados por la presencia de estos automotores.

A la altura de la urbanización Bosques de la Costa, ubicada en el km 9,5, se forma una hilera de buses y furgonetas en los carriles usados por los habitantes.

Se constató que esto ocurre en la mañana y en la tarde a partir de las 16:00. La presencia de estas unidades genera malestar.

En cambio, en la vía a Samborondón, el servicio de transporte de furgonetas se da de forma particular y para visitar sitios turísticos, como el Parque Histórico y centros comerciales.

Este Diario contactó a la ATM en busca de alguien que respondiera las inquietudes sobre el retiro de furgonetas y alternativas de transporte en sectores periféricos.

Hasta el cierre de esta edición no hubo una respuesta. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: