La salsa y el rock son los preferidos en la zona rosa

10 de noviembre de 2018 - 00:00
Las bandas musicales en vivo y gran variedad de bebidas y piqueos son el principal atractivo que tienen las discotecas para atraer clientes.
Foto: cortesía Paola Albán

El sector es muy frecuentado por jóvenes que asisten los fines de semana en busca de diversión. Existen más de 20 bares y discotecas como opciones.

Caminar un sábado por la zona rosa es encontrarse un mundo de estilos diferentes y diversos géneros musicales. Los bares, el ambiente y la algarabía de la gente alrededor, demuestran que es uno de los sectores a los que hay que acudir para divertirse.

La zona cuenta con más de veinte negocios que brindan un buen ambiente. Existen lugares tradicionales como El Colonial, salsotecas, discotecas y tabernas.

El Colonial es uno de los más antiguos bares ubicados en la calle Rocafuerte del centro de Guayaquil.

Desde la calle se puede observar cómo en su balcón  existen tres monigotes de personajes icónicos como Celia Cruz, León Febres-Cordero y Mario Moreno “Cantinflas”.

Ya adentro, los camareros atienden con mucha amabilidad con su distinguida vestimenta que  traslada al Guayaquil antiguo. Visten guayaberas impecables que demuestran el estilo tradicional que aún se busca conservar. Parejas bailan, grupos de amigos se hacen selfies y gente animada al ritmo de la música define esta primera parada en la Zona Rosa.

En la misma calle Rocafuerte se encuentran diferentes bares con anfitriones que  invitan a pasar. “Venga que no hay cover” es la frase que la mayoría de estos trabajadores de centros de diversión utilizan.

Una de las discotecas más concurridas es Cali Salsoteca, el lugar predilecto para quienes buscan bailar salsa “en una baldosa”.

Lo singular de este sector es que en ocasiones especiales, se realizan conciertos para un público más joven. Bandas como Swing Original Monks y Monsieur Periné  han pasado por los escenarios de estos bares.

Carlos Guamán,  un asiduo visitante de esta zona, dice que Cali Salsoteca es su lugar preferido para divertirse, por la buena música y el ambiente.   

En la calle Panamá está Kruger Rock Bar, taberna conocida por la escena punk de Guayaquil. A pesar de haberse trasladado tres veces (antes estaba ubicado en Las Peñas y las dos restantes en otras calles de la Zona Rosa) su público es el mismo de siempre. Ahora se encuentra en el espacio donde solía ser White Rabbit, un antiguo bar rock. Su clientela tiene algo en común, la mayoría de asistentes visten de negro y son algo excéntricos, una persona lleva un estilizado mohawk en su cabeza y una camiseta con la leyenda de “el punk no muere”.

El ambiente de rock and roll se siente desde la entrada, los asistentes conversan sobre música mientras beben cerveza y fuman cigarrillos. Lo característico del sector son los conciertos con bandas en vivo  como Las Vírgenes Violadoras que se presentaron hace dos semanas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: