Protesta por desalojos en las zonas de invasiones

14 de abril de 2011 - 00:00

Elizabeth, de tres años, está jugando en la cerca que rodea su casa de caña, mientras que Blanca Merelo, su mamá, realiza las tareas domésticas.

La vivienda, ubicada en Ciudad de Dios, fue construida por la Fundación Hogar de Cristo y el terreno mide ocho metros de ancho por quince de largo. En ella también habitan sus hijos Julio César (dueño de la casa), Francisco (quien quedó discapacitado por un accidente a  caballo) y Jesús.

Blanca, vestida con una blusa naranja, pantalón blanco y descalza en el lodo que predomina en la zona, se gana entre $ 2 a $ 4 vendiendo alrededor de 100 a 200 botellas que recolecta diariamente, además de lavar ropa.

Ella expresa que está temerosa de que la  desalojen de la casa, en la que habita hace siete años. Indica que  ha escuchado en el sector que tiene plazo hasta el 2 de mayo para salir de la vivienda, para luego ser reubicada  en otra parte. “Quiero ser reubicada, pero a dónde iré si me botan de aquí. Sobrevivo con el Bono Solidario y gano $ 35 mensuales, que  los utilizo en parte para la comida”.

Precisamente ayer  los moradores del sector denominado Ciudad de Dios quemaron llantas, a la entrada, como rechazo a los supuestos desalojos que actualmente realizan en la zona.  

Hombres y mujeres dijeron que  protestaron porque  están sacando del lugar a  moradores que viven cerca de 8 años en el sector. Según versiones de los habitantes ellos no están ubicados de forma irregular, ya que no han llegado recién .  

Mario Salazar,  del Comité Promejoras Luchando Por un Buen Vivir, recordó  que “el Presidente dijo,  el 28 de diciembre del 2010, que los terrenos vacíos de Ciudad de Dios, Tierra Prometida, Poder de Dios, Sergio Toral III, Marcos Moroni podían ser ocupados, pero se llenó de  invasores”.

Como consecuencia, el también procurador común  de la comunidad, añadió que  se ordenó el desalojo a los invasores, “pero ellos ya se fueron entre enero y el 15 de febrero”.

Para calmar la situación   llegó ayer al sector Julio Quiñónez, intendente de la Policía, quien explicó que “solo se va a desalojar las viviendas que se construyeron luego de la disposición del Presidente y después del censo (2010)”.

Quiñónez aclaró que el Instituto Geográfico Militar de las Fuerzas Armadas tomó una foto antes y después del registro de casas.  Muchas que han sido desalojadas no constan en las fotos.   “La orden que tienen los comisarios es desalojar y desarmar las casas nuevas”, explicó la autoridad.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: