Precipitaciones inundaron dos áreas de ciudadela Los Vergeles

05 de abril de 2011 - 00:00

Las lluvias que recibió la ciudad el fin de semana causaron estragos en algunos sectores de Guayaquil, lo que provocó problemas de circulación en las principales vías de la ciudad.

En la ciudadela Los Vergeles, en la tarde de ayer,  ni el sol logró secar los profundos charcos de lodo que se formaron en las calles de la  primera y tercera etapa.

En este sector, Mayra Bedón, para regresar a casa en el primer día de clases tuvo que sortear charcos y zanjas llenas de aguas pestilentes.   “Hace ocho años vivo aquí y siempre se inunda”, confesó la mujer, cuyos hijos mojaron sus zapatos nuevos de cuero.

En la ancha calle conocida  por los vecinos como  Isidro Ayora se formaron espesas capas de lodo con  maleza y basura.

“El asfaltado aquí era parcial, pero hace un año vino a trabajar la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) y lo poco que estaba asfaltado quedó removido”, contó Ramón Goya,  un ciudadano de la tercera edad que reside en la manzana 1 del sector.

Goya tiene una pala en casa. “Este mes de veranillo la he tenido guardada, pero aquí me ve, tratando de mover estas aguas para que circulen hacia la alcantarilla”, señaló.

La situación afectó a cuatro calles principales de Los Vergeles en sus etapas uno y dos, y a más de 12 intersecciones peatonales que colindan con estas calles.

Los charcos crecieron en superficie y profundidad en una  vía cercana adyacente a los comercios del sector.  Especialmente al espacio donde se instala un pequeño mercado. Ahí venden frutas y verduras junto a charcos de lodo.

Con charcos y sin agua

Carmen de Mero, moradora de Los Vergeles, denunció que el viernes reportó problemas  de escasez de  agua en la zona, pero   luego de que  la empresa Interagua inspeccionó el lugar, no se dio solución al inconveniente. “Interagua   explicó que se trata de un daño en la tubería”.

Ayer la mujer intentó esquivar los charcos de lodo y agua sucia que se forman a los lados de las calles y que ocupan la mitad de estas en la segunda etapa de Los Vergeles.

Carmen de Mero, al igual que otros vecinos, aseguran que pagan los impuestos prediales, por lo que    no les resulta comprensible que la calle continúe anegada de agua y charcos apestosos.

Esta situación, sostienen, se produce hace más de 20 años. De Mero vive en la manzana 91 del lugar.

Cerca del medio día, otros niños circulaban por las problemáticas vías, llevados por sus padres, saltando y evadiendo la suciedad.

Estos dos sectores se encuentran ubicados de forma paralela a la avenida Francisco de Orellana, lo que  causó desvíos en la circulación de los vehículos.

Este diario intentó comunicarse con la concesionaria de agua potable y alcantarillado, Interagua, para obtener una versión sobre las causas de las inundaciones registradas durante la noche del sábado en el carril derecho de esta avenida (sentido sur-norte), pero  no fue posible conseguir una versión de la institución.

Invasiones se inundaron

En el sector de Monte Sinaí, las lluvias provocaron que varias peatonales se vuelvan intransitables, debido a que se convirtieron en auténticas trampas de lodo y agua tanto para los habitantes como para los pocos vehículos que transitan por el lugar.

Yadira Freire, de 26 años, tiene un negocio de abarrotes desde hace 7 años en el lugar y comentó que si bien la lluvia anegó varios lugares, no se compara con la temporada invernal del 2008 cuando el agua llegó a ingresar a su vivienda, ubicada a más de 50 centímetros del suelo.

"Es terrible tener que soportar la misma situación cada año, hasta varios vecinos se fueron de aquí porque no aguantaban tanto lodo", dijo Freire.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: