Polizones del Latam constaban como desaparecidos

- 28 de febrero de 2018 - 00:00
La Policía Judicial realizó el levantamiento de los cuerpos. Junto a las víctimas se halló una maleta negra que contenía objetos personales.
Foto: Karly Torres / El Telégrafo

Continúan las investigaciones por la muerte de dos personas que trataron de viajar como polizones en un vuelo de la aerolínea Latam, que cubría la ruta Lima-Guayaquil-Nueva York.

El incidente ocurrió la mañana del lunes en la pista de la terminal aérea de Guayaquil. Según los primeros datos, los cuerpos de los dos infiltrados cayeron del tren de aterrizaje del vuelo XL1438 a las 09:01, hora que la aeronave despegó de Guayaquil con destino a Nueva York.

Marcelo Tobar, comandante de la Zona 8 de la Policía, indicó ayer que para identificar a las víctimas se revisaron los reportes de personas desaparecidas y se descubrió que en el Tambo (Cañar), un ciudadano denunció el domingo la desaparición de su hijo y el primo de este, ambos menores de edad.

Hasta la tarde de ayer, los familiares de las víctimas permanecían en el Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses de Guayaquil tramitando el retiro de los cuerpos de sus parientes.

Según la versión de uno de los familiares de los jóvenes, estos salieron de Tambo supuestamente a una corrida de toros, pero nunca regresaron.

La Policía baraja la hipótesis de que los adolescentes se habrían arrepentido de realizar el largo y peligroso viaje, y por eso se lanzaron del avión.

Cuando las autoridades llegaron a la pista corroboraron que uno de ellos no tenía signos vitales, mientras que el otro aún estaba vivo, pero falleció a los pocos minutos.

La Dirección General de Avión Civil (DGAC) indicó en un comunicado que iniciará una investigación de campo y documental, con el fin de “indagar las normas de seguridad aplicadas y determinar las posibles fallas que pudieron existir en el aeropuerto y con la compañía aérea”.

La investigación se realizará el 1 y 2 de marzo y consistirá en la recopilación y análisis de documentos, videos de vigilancia y de los implicados en las tareas de vigilancia y patrullaje de la terminal aérea.

La DGAC reiteró que no administra el aeropuerto sino la concesionaria TAGSA- y que, más bien, se encarga de verificar que se cumplan los procedimientos de seguridad operacional, aérea y técnica. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: