Monte Sinaí es referente de los rodeos montuvios

- 07 de octubre de 2018 - 00:00
Luis Vinces, oriundo del cantón 24 de Mayo (Manabí), tiene un espacio en donde entrena a tres corceles para los espectáculos montuvios
Fotos: César Muñoz / El Telégrafo

La tradición llegó a Guayaquil en 1926, pero desde 2008 se efectúa en un sector donde alrededor del 60% de habitantes tiene raíces manabitas.

Es mediodía y el sol pega fuerte en Monte Sinaí, un sector popular ubicado en el noroeste de Guayaquil y forjado mediante la lotización de terrenos que fueron comprados por gente que llegó desde cantones de las regiones costa y sierra.

Buena parte de aquella gente llegó desde la provincia de Manabí. Con conocimientos agrupecuarios, construyeron parcelas y cultivos que se mantienen hasta los actuales días.

Luis Vinces, un manabita de 56 años, llegó en 1994 al sector con el ánimo de sacar adelante una pequeña fábrica de palets (bases de madera usadas para transporte y almacenaje). Para cuando se instaló, ya existían algunas familias viviendo en el lugar.

El ciudadano, oriundo del cantón 24 de Mayo, estima que al menos el 60% de las familias de Monte Sinaí pertenecen a la cultura montubia. “Por donde quiera que mire usted, encuentra por lo menos una mata de plátano verde”, asegura Vinces.

Entre los ejemplares que existen y son cuidados en Monte Sinaí hay caballos provenientes de países como Perú y España. (foto)

Esta certeza le animó a proponer la organización de un rodeo montubio, evento que se realiza desde julio de 2008 en Monte Sinaí y atrae personas desde diversos puntos del país.

Si bien para este mes no habrá un rodeo por las fiestas octubrinas, Vinces aseguró que para noviembre se prevé uno de estos eventos en el que se invitará delegaciones de otras provincias.

Hasta la segunda década del siglo XX, los rodeos se organizaban al interior de las haciendas, de manera informal, según el historiador Rodolfo Pérez Pimentel en su biografía de Rodrigo Chávez González, quien fue un apasionado promotor de la cultura montubia.

En 1925 se creó la empresa Guayaquil Film Co., dirigida por José Emilio López Mosquera, y se le encargó a Rodrigo Chávez González que escribiera el guión de una película ambientada en el entorno montubio.

Al año siguiente, Chávez González organizó la primera Fiesta Regional del Montuvio en el American Park ubicado donde actualmente está el Guayaquil Tenis Club. Era un 12 de octubre, el mismo día en el que, desde 2011, se conmemora el Día de la Interculturalidad.

Fue la primera vez que un rodeo montubio se realizaba dentro de la ciudad... Con amorfinos y canciones incluidas”, afirmó Willington Paredes Ramírez, historiador e investigador guayaquileño.

Tales eventos tuvieron su mayor apogeo en la década de 1970 en cantones de Guayas como Daule y Salitre. En Guayaquil, el coliseo Voltaire Paladines dio cabida a los jinetes hasta poco antes de que los espectáculos se trasladaran a Monte Sinaí.

Vinces sugiere que la comunidad montubia del sector debe organizarse mejor para promover la cultura de tal manera que trascienda las fronteras del país. “Por ejemplo, los mariachis de México son un ícono cultural reconocido en la mayor parte del mundo... El montubio tiene todo lo necesario para alcanzar la misma notoriedad”, manifestó.

La mayor aspiración del ciudadano es construir un coliseo multipropósito en un terreno ubicado al pie de la avenida Casuarina donde no solo tenga cabida el rodeo montubio sino también iniciativas de otras culturas y etnias nacionales.

La infraestructura contaría con gradas, camerinos, locales comerciales, puestos gastronómicos y artesanales, entre otros espacios. “Lo ideal es que cada mes se invite a dos provincias de tal manera que un año podamos conocer todas las regiones”, indicó Vinces.

Los movimientos que aprenden los animales incluyen el galope y poses como sentarse y pararse sobre las dos patas. (foto)

Para concretar esa iniciativa, hace falta la inversión por parte de entes gubernamentales o la empresa privada. Al momento, existen conversaciones con ambas partes pero aún no hay nada en concreto.
Hasta entonces, a Monte Sinaí aún le quedan los rodeos que cada año convocan a miles de personas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: