Los recicladores del saber, una solución económica

09 de abril de 2011 - 00:00

Hasta Santa Elena 1636 y Alcedo, donde hay un local con repisas de metal  llenas  de libros, se acerca un hombre de 40 años,  que   va directo hacia    Enrique Balladares,   quien está parado afuera de la puerta de un local,  y sin decirle nada le da     $ 0,15.

Balladares, también sin decirle nada, le da una novela con hojas blancas, pero usada. El cliente la toma y desaparece por Santa Elena.

El local, de aproximadamente 2 por 5 metros,    está lleno de textos de segunda mano.

En ese sitio, alquilado por Balladares y tres hermanos (Fernando, Pepe  y Freddy, se comercializan libros de   álgebra, aritmética, dibujo técnico, computación, física, cultura,  literatura,    cocina, enciclopedias y diccionarios. Pero la diferencia con otras tiendas es que la mercancía  no es nueva; sino  comprada a otras personas que por múltiples razones  la venden.         

“La idea de    dedicarse al negocio de  libros usados provino de mi papá. Cuando él falleció me hice cargo del negocio, en ese entonces yo tenía  18 años”.

Al comienzo estuvieron  en el Mercado Central, luego pasaron a Machala y Ayacucho, pero a criterio de Enrique “la gente no circula mucho”. Finalmente alquilaron el local, situado en  Santa Elena 1636 y Alcedo.

Enrique explica que las personas se acercan a él para venderle los libros. Hay casos en que los padres le dicen  que los hijos se van al extranjero y por tanto venden sus  textos.

Balladares  los compra barato y también  los ofrece a precios económicos. “Una obra literaria la adquirimos a $0.50 y el costo para el cliente está entre los $0.80 y $1.00”.  

En el local hay libros   nuevos, pero los venden a precios de usados. “Si un texto vale $8.00, lo damos a $4.50. Compramos barato y vendemos de la misma forma”.

Enrique ofrece cuatro tomos de Anatomía Humana a $2.50.  Allí los costos de todas las publicaciones  van de $0.75 a $5.00.

Balladares, dice, tiene un corazón de madre al vender, por  eso  baja los precios de los libros de matemáticas de $8.00 a $2.00.

El canje de textos

En 6 de Marzo, entre 10 de Agosto y Clemente Ballén, se encuentra la Librería Nuevos Horizontes, cuyos textos usados están distribuidos en tres bodegas. 

El negocio pertenece a Néstor Cali, quien lleva más de 41 años en ese trabajo.

Los   libros  los obtiene a través de   periodiqueros, recicladores y personas particulares que  se los llevan al local. 

“Hay personas que terminan de estudiar, se cambian de casa y piensan que para qué se van a ir con las publicaciones, entonces las venden”.

También cambia novelas, por las cuales el cliente  paga $0.20 y se lleva otra.  Este  sistema  lo aplica desde que empezó. Los precios de todos los libros que vende fluctúan entre $1.00 y $100. El más costoso  es uno de  Anatomía.
“Se compra todo tipo de libros, todos los días. Por un lote de textos normalmente pago entre $ 20 y $25”, explica Néstor, quien agrega  que no tiene tiempo para leer cada libro porque está ocupado, pero  los ojea para tener conocimiento del contenido que ofrece.

“Algunos hay que revisarlos, reciclarlos y pintarlos”,  explica mientras muestra la tinta que utiliza.

El almacén, que es de dos plantas, tiene una escalera  cubierta a los lados de  libros, la cual conduce al piso superior donde hay otros textos ordenados según el contenido.

Cali ofrece  material de  Psicología, Contabilidad, Administración, Ginecología, Biología, Química, Obstetricia, Farmacología, Histología, etcétera.

Algunos textos  de cálculo tienen un valor de $ 20 y $ 25; otros de física,   $ 5 ó $ 15; los de urología general, $ 10; los  diccionario de Pastoral Vocacional, $ 25;  avances en obstetricia y ginecología, $ 25;  literatura en $ 5;     tres revistas por $1; y   las novelas, entre los $0.25 y $0.50.

Biblioteca ambulante

En Luque y Pedro Moncayo se encuentra Jorge Condo pendiente de los, aproximadamente,   200 libros  ordenados en la acera, más otros que tiene guardados en el saco. A los 25 comenzó con el negocio que le dejó su cuñado Hugo Espinoza y actualmente lleva ocho años en él.

Jorge recibe los libros de chamberos o de personas que lo llaman.

Los costos de la venta varían desde $ 0.50 hasta $ 3 ó $ 4. Por la temporada de colegio el más vendido es el Álgebra, que cuesta $ 6.00.

También ofrece  obras como 100 Años de Soledad, del escritor Gabriel García Marquez , entre $ 1.50 y $ 2, y un diccionario de medicina, que  está en $5.

Hasta Santa Elena 1636 y Alcedo, donde hay un local con repisas de metal  llenas  de libros, se acerca un hombre de 40 años,  que   va directo hacia    Enrique Balladares,   quien está parado afuera de la puerta de un local,  y sin decirle nada le da     $ 0,15.
 Balladares, también sin decirle nada, le da una novela con hojas blancas, pero usada. El cliente la toma y desaparece por Santa Elena.
  El local, de aproximadamente 2 por 5 metros,    está lleno de textos de segunda mano.
En ese sitio, alquilado por Balladares y tres hermanos (Fernando, Pepe  y Freddy, se comercializan libros de   álgebra, aritmética, dibujo técnico, computación, física, cultura,  literatura,    cocina, enciclopedias y diccionarios. Pero la diferencia con otras tiendas es que la mercancía  no es nueva; sino  comprada a otras personas que por múltiples razones  la venden.         
“La idea de    dedicarse al negocio de  libros usados provino de mi papá. Cuando él falleció me hice cargo del negocio, en ese entonces yo tenía  18 años”.
Al comienzo estuvieron  en el Mercado Central, luego pasaron a Machala y Ayacucho, pero a criterio de Enrique “la gente no circula mucho”. Finalmente alquilaron el local, situado en  Santa Elena 1636 y Alcedo.
 Enrique explica que las personas se acercan a él para venderle los libros. Hay casos en que los padres le dicen  que los hijos se van al extranjero y por tanto venden sus  textos.
Balladares  los compra barato y también  los ofrece a precios económicos. “Una obra literaria la adquirimos a $0.50 y el costo para el cliente está entre los $0.80 y $1.00”.  
En el local hay libros   nuevos, pero los venden a precios de usados. “Si un texto vale $8.00, lo damos a $4.50. Compramos barato y vendemos de la misma forma”.
  Enrique ofrece cuatro tomos de Anatomía Humana a $2.50.  Allí los costos de todas las publicaciones  van de $0.75 a $5.00.
 Balladares, dice, tiene un corazón de madre al vender, por  eso  baja los precios de los libros de matemáticas de $8.00 a $2.00.
El canje de textos
En 6 de Marzo, entre 10 de Agosto y Clemente Ballén, se encuentra la Librería Nuevos Horizontes, cuyos textos usados están distribuidos en tres bodegas. 
El negocio pertenece a Néstor Cali, quien lleva más de 41 años en ese trabajo.
Los   libros  los obtiene a través de   periodiqueros, recicladores y personas particulares que  se los llevan al local.  “Hay personas que terminan de estudiar, se cambian de casa y piensan que para qué se van a ir con las publicaciones, entonces las venden”.
También cambia novelas, por las cuales el cliente  paga $0.20 y se lleva otra.  Este  sistema  lo aplica desde que empezó. Los precios de todos los libros que vende fluctúan entre $1.00 y $100. El más costoso  es uno de  Anatomía.
“Se compra todo tipo de libros, todos los días. Por un lote de textos normalmente pago entre $ 20 y $25”, explica Néstor, quien agrega  que no tiene tiempo para leer cada libro porque está ocupado, pero  los ojea para tener conocimiento del contenido que ofrece.
 “Algunos hay que revisarlos, reciclarlos y pintarlos”,  explica mientras muestra la tinta que utiliza.
El almacén, que es de dos plantas, tiene una escalera  cubierta a los lados de  libros, la cual conduce al piso superior donde hay otros textos ordenados según el contenido.
 Cali ofrece  material de  Psicología, Contabilidad, Administración, Ginecología, Biología, Química, Obstetricia, Farmacología, Histología, etcétera.
Algunos textos  de cálculo tienen un valor de $ 20 y $ 25; otros de física,   $ 5 ó $ 15; los de urología general, $ 10; los  diccionario de Pastoral Vocacional, $ 25;  avances en obstetricia y ginecología, $ 25;  literatura en $ 5;     tres revistas por $1; y   las novelas, entre los $0.25 y $0.50.
Biblioteca ambulante
En Luque y Pedro Moncayo se encuentra Jorge Condo pendiente de los, aproximadamente,   200 libros  ordenados en la acera, más otros que tiene guardados en el saco. A los 25 comenzó con el negocio que le dejó su cuñado Hugo Espinoza y actualmente lleva ocho años en él.
Jorge recibe los libros de chamberos o de personas que lo llaman.
Los costos de la venta varían desde $ 0.50 hasta $ 3 ó $ 4. Por la temporada de colegio el más vendido es el Álgebra, que cuesta $ 6.00.
También ofrece  obras como 100 Años de Soledad, del escritor Gabriel García Marquez , entre $ 1.50 y $ 2, y un diccionario de medicina, que  está en $5.
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: