Los no videntes retomaron sus actividades ayer

19 de marzo de 2011 - 00:00

Los vendedores no videntes de la Av. 9 de Octubre continuaron ayer las medidas de protesta pacífica para que se les permita trabajar en este espacio.

Por ende, el acordonamiento que les hizo la Policía Metropolitana el jueves, se repitió ayer hasta las 14:00, cuando se retiraron los uniformados del lugar.

El alcalde Jaime Nebot manifestó que los vendedores serían atendidos por él el lunes a las 09:00. Sin embargo, ellos  decidieron mantener la medida debido a que viven de las ganancias que genera la venta diaria.

“Por los problemas que hemos tenido desde el miércoles, no hemos podido vender; cómo mantengo a mi familia y pago el préstamo que tengo para mi casa en Socio Vivienda”, decía William Muñoz, preocupado.

Los transeúntes se acercaban al espacio de 9 de Octubre y García Avilés donde se habían reunido los vendedores. “Prefiero 200 vendedores que cinco ladrones”, decía un hombre apenado mientras contemplaba la escena. En el grupo, un adulto mayor sostenía su cabeza entre sus manos, sofocado por la angustia.

Su situta el lugar llegó Wilfrido Barahona, abogado, quien lleva casos para una unidad de la facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Guayaquil, y se ofreció a acompañarlos hasta el Municipio, para que expongan su problemática.

Wilfrido Muñoz, su esposa y Barahona se dirigieron a paso lento (por su condición de no videntes) hasta la sede del cabildo. Fueron recibidos por un representante del alcalde quien les reiteró que serían recibidos el lunes.

La delegación, para que se les atienda, apeló a la frágil condición económica de los comerciantes, que viven de sus ingresos diarios, más obtuvieron la misma respuesta: No se les permitiría vender en la Avenida 9 de Octubre, debían esperar hasta la reunión. Regresaron  al sitio donde protestaban pacíficamente en la mañana, desolados, preguntándose “con qué dinero comemos si no podemos trabajar hasta el domingo”. Sin embargo, a las 14:00 pudieron retomar sus actividades, ya que el cordón de metropolitanos que los cercaba desde el jueves se rompió sin muchas explicaciones.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: