Los hot dogs gigantes de Miraflores, reto al apetito

16 de septiembre de 2011 - 00:00

La calle Primera del sector de Miraflores, en el norte de Guayaquil, los lunes registra un tráfico inusual. El reloj marca las 19:30   y un  grupo de jóvenes bromea mientras pide los súper hot dogs o “Mandingos”,  como se conoce a los perros calientes de hasta 40 centímetros.

Jonathan García fue el primero en  la venta de comidas rápidas en el sector. En 1988 abrió El Tatán.   Aracelly Sánchez, administradora del  local, cuenta que en sus inicios allí vendía hamburguesas, pero luego del primer  mes optó por los súper hot dogs.

Al cabo de 22 años en esta calle  se han asentado varios locales que se dedican a vender los hot dogs gigantes, aunque también se tiene la opción de un negocio especializado en secos de chancho y arroz con menestra y carne.
Sánchez cuenta que debido el éxito del Tatán, la competencia llegó a la calle Primera.

El Bohemio, que abrió hace cuatro años, se sumó a la “guerra del hot dog”. El propietario del local, quien prefiere reservar su identidad, señala que al principio en su negocio  vendía seco de pollo y de chancho, pero  cambió su oferta y se centró en los súper hot dogs y las hamburguesas.

El dueño del Bohemio cuenta que liquidó sus negocios farmacéuticos por su local de comidas en Miraflores. “Nuestra característica es la buena atención a los clientes y los productos frescos”.

En este negocio, además, se vende hamburguesas, tacos y una amplia variedad de bandejitas.

Pecadillo Rico y sin Culpa también está en la calle Primera, pero tiene  una propuesta distinta.  Gabriel Valencia cuenta que el negocio abrió sus puertas hace tres  años.

Los sánduches y las bandejas son la especialidad de  Pecadillo. Uno de ellos, el “Megapecadillo”, es un emparedado de 30 centímetros  de largo que tiene carne, huevo, tocino, salchicha. Pero tal vez la propuesta más interesante  es el Súper Hot Dog de Pavo, con 30 centímetros de largo. Valencia cuenta que su negocio es el único que ofrece el producto.

A esta propuesta se suma la bandeja mexicana, que está servida sobre una cama de ronditos de queso, lechuga, carne, fréjoles y las salsas de la casa.

Los locales de la calle Primera de Miraflores ofrecen comidas rápidas que se preparan frente a los comensales. Cada negocio tiene sus salsas, que acompañan los platos principales y que se transforman en su sello de  calidad.

Los negocios atienden, de lunes a viernes,  desde temprano, pero a las 18:00 se genera mayor  movimiento comercial.

Los cierres,  de lunes a jueves, son a la 01:00, pero de viernes a domingo la atención solo es hasta las 16:00.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: