La ordenanza establece responsabilidad del cabildo en las intervenciones

Las áreas verdes no reciben mantenimiento

- 03 de septiembre de 2014 - 00:00
En este sector de entretenimiento, en el sur, donde había plantas queda maleza. Los vecinos dicen que el descuido, cerca de un centro municipal, lleva un año. Foto: José Morán / El Telégrafo.

La ordenanza establece responsabilidad del cabildo en las intervenciones

Parques públicos en varios puntos de la ciudad están en estado de abandono. Columpios dañados, deterioro en objetos de madera y maleza en las zonas de recreación son escenarios repetitivos en dichas áreas verdes.

Carmen Morales, vecina de la cooperativa Monseñor Leonidas Proaño (Guasmo Sur), se quejó de que el parque de su barrio no es atendido. Precisamente, la zona de recreación que está frente a su casa, que limita con un Centro de Atención Municipal Integral (CAMI), no ha recibido mantenimiento en, al menos, un año.

En el sitio, las pocas plantas ornamentales están marchitas. Morales y otros vecinos aseguraron que han enviado una solicitud al Municipio de Guayaquil para que atienda esa necesidad, pero no hay respuesta. “Si hay un CAMI, creo que debería tener prioridad, pero ni aún así”.

En la Ordenanza de la Dirección de Áreas Verdes, Parques y Movilización Cívica reza, en el artículo 1.3, que al gobierno seccional le corresponde “ejecutar directamente labores de mantenimiento y rehabilitación de parques, áreas verdes y áreas recreativas o comunales, que no requieran ser ejecutadas por parte de otras dependencias municipales”.

Según el inciso 1.4 de la ordenanza respectiva, le corresponde a la misma dirección “desarrollar con recursos municipales, con la empresa privada, con organismos del sector público y no gubernamentales y, en general, con la comunidad, acciones tendentes a la rehabilitación y mantenimiento de parques, áreas verdes y áreas recreativas o comunales”.

Por cerca de 2 décadas, Luis Chávez, habitante del bloque D-4 de la ciudadela Las Acacias, pidió al Ayuntamiento que repare el parque del sector. Allí, una rueda giratoria se dañó hace años, sin haber sido habilitada nuevamente, y de la escalera de madera de uno de los juegos no queda nada.

El trámite que deben seguir los ciudadanos para conseguir atención del Cabildo a un espacio recreativo es dirigir una carta a la dirección pertinente y especificar el lugar que debe ser intervenido.

No obstante, ante la demora los propios residentes, en ocasiones, han optado por reemplazar, con sus propios recursos económicos, algunos elementos de los juegos infantiles.

Los inconvenientes se repiten en otros espacios. En la 29 y Oriente (Suburbio), los moradores se organizan para enviar al Cabildo un comunicado en el que solicitan el reemplazo de los columpios, los cuales lucen destruidos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: