“La administración socialcristiana ha dejado morir el uso del río”

20 de enero de 2014 - 00:00

Jorge Norero González, alcalde de Guayaquil entre 1985 y 1986, es el único exfuncionario que muestra, abiertamente, una postura crítica contra la actual administración municipal del Partido Social Cristiano (PSC), que se mantiene en el Ayuntamiento desde 1992, es decir, 22 años.

El exmilitante del Frente Radical Alfarista (FRA) y luego independiente, quien se convirtió en alcalde a los 30 años de edad (el más joven hasta el momento), recuerda que en la década de los 80 ya habían injerencias y presiones del PSC en la administración municipal.

Según Norero, renunció al cargo tras no dejarse presionar por el entonces presidente de la República, León Febres Cordero (+), para que comprara recolectores de basura que no necesitaba y por rechazar la innecesaria contratación de maquinarias particulares para construir la vía Perimetral (el Gobernador de ese entonces era Jaime Nebot Saadi).

Para el exburgomaestre, que hoy en día está dedicado a la comunicación social, desde esa época a la actualidad se han dado cambios en la ciudad, pero existen otros importantes aspectos que han sido descuidados y que impiden el desarrollo del cantón.

¿Qué cambios (positivos) han existido en la ciudad?
Han habido muchos cambios: infraestructura vial, pasos a desnivel, intercambiadores de tráfico, renovación del sistema de alcantarillado, organización catastral... El poder político de Nebot y Febres-Cordero les permitió tener apoyo de los gobiernos de turno y eso les significó réditos.

¿Y cómo ha sido el manejo de ese poder?
Tanto Febres Cordero como Nebot han tenido una especie de manejo autoritario, porque teniendo mayoría en el Concejo Cantonal hicieron de los concejales sus secretarios. La jerarquía de los concejales ha ido disminuyendo con relación a los amigos íntimos de los alcaldes.

También ha habido un manejo muy personalizado de las fundaciones. Estas debieron ser empresas municipales que respondieran de manera trasparente a los requisitos mínimos del sector público y a los controles, porque hay gente que tiene unos sueldazos.

¿Qué problemas tiene la ciudad?
No está bien eso de sacar el asfalto para poner adoquines, que puede ser ornamental, pero malo para el tráfico; no está bien.

Las invasiones  fueron patrocinadas por el  partido político que hoy dirige el Municipio (el PSC).


Otro de los problemas graves es el hacinamiento de vehículos y la mala distribución de las líneas. La seguridad también me parece terrible. Por problemas ideológicos el Cabildo no se integró a un plan nacional de seguridad, lo que ha traído como consecuencia la vulnerabilidad de los ciudadanos.

¿Esos problemas no existían?
No. La ciudad era más pequeña. Las invasiones fueron patrocinadas por el partido político que hoy dirige el Municipio (el PSC). Porque ellos las patrocinaron: Paquisha, Balerio Estacio, Mapasingue. Esos fueron feudos en los que hicieron de las suyas Carlos Castro, su familia y el propio asistente del entonces Gobernador Jaime Nebot, el señor Pascual del Cioppo.

¿Qué piensa del problema del dragado del canal de acceso al Puerto Marítimo?
El tema de Los Goles es un asunto político, que no tiene nada que ver con la realidad del puerto.
Nebot sabe que sin la competencia no puede hacer nada. Lo que está haciendo son declaraciones de tipo electoral.

¿Qué pasa si el alcalde decide dragar Los Goles?
Eso se llama peculado (podría ir preso). No creo que Nebot, siendo abogado, cometa esa grave equivocación... Tampoco puede gastar fondos del presupuesto municipal para desarrollar obras que solo beneficien a grupos privados y luego recuperar la inversión con cobro de tasas.

¿Todo va a quedar en nada?
No va a pasar nada. Ojalá que esto sirva para provocar al alcalde para que tome conciencia de que la administración socialcristiana ha dejado morir el uso del río para tráfico marítimo, turístico y de pasajeros. Ha dejado que muera la presencia, en el Malecón Simón Bolívar, de los muelles municipales, en los que sí tenía competencia y cobraba una tasa por uso de esos muelles. ¿Por qué, en 20 años, no colaboraron en el desarrollo de las zonas de expansión del Puerto para hacer áreas francas o centros comerciales? Lo único que quería era el negocio del puerto.

¿El transporte fluvial podría ser una solución para Guayaquil?
Desde el Guasmo se podría llegar inclusive hasta Daule. No sé por qué no se lo ha hecho. Se prefirió la Metrovía que es un negocio particular y contaminante. Antes se podía cruzar de Durán a Guayaquil, que en carro toma 30 minutos, en 10 minutos. En ese tiempo se pagaba lo mismo que en un bus.

Cuando se hizo el Malecón 2000 (Febres-Cordero), desaparecieron los 10 muelles.


¿Sería mejor que un aerobús?
Y mucho más barato. El metro elevado podría costar $ 200 millones, y tendría que ocasionar más molestias por la construcción de pasos a desnivel, puentes, etc. El tema fluvial no le costaría ni $30 millones. Son embarcaciones livianas y de poco calado. Se puede manejar con muelles de pasajeros. Eso hubo antes.

¿Por qué desaparecieron los muelles?
Cuando se hizo el proyecto de Malecón 2000 (alcaldía de León Febres Cordero) desaparecieron los 10 muelles y se perdió esa competencia. Estaban a lo largo del Malecón Simón Bolívar. El muelle 8, a la altura de la calle Colón, fue famoso, porque se hacía el cabotaje a Galápagos.

¿Los buques podrían ingresar mientras se draga Los Goles? ¿Hay una ruta alterna?
No tiene si se cierra a través de la Boya de Mar. El río Guayas, frente a Los Goles, la Puná, por las Esclusas, no están señalizados, están sedimentados o son espacios muy estrechos.

La ruta alterna sería por Puerto Bolívar, dar la vuelta por Puná y allí caer por Chupadores al Estero Salado, pero entonces habría más perjuicio para el Puerto porque si hoy se demora entre dos o tres horas, dependiendo de la marea, tomaría dos horas más dar la vuelta.

¿Y se puede dragar el canal de acceso más allá de 9,60 metros en marea baja?
No se puede más allá porque si se lo hace no pueden entrar al delantal del muelle de la Autoridad Portuaria, porque el delantal solo tiene 9,60 m. Si se hace a una profundidad mayor se cae el muelle. Ese muelle, por mucho que se drague aguas abajo, no podrá recibir buques de más de 9.60 en marea baja.

¿Quebraría Guayaquil si se hace un puerto en Chanduy?
No va a quebrar Guayaquil. En caso de que se construya va a incorporar nuevas infraestructuras, puede desarrollarse el ferrocarril para movilizar en tren los contenedores o más carreteras... Chanduy sería una ciudad satélite en el momento en que pase eso. No significa que Guayaquil quiebra porque estamos a 100 km de distancia. La gente se movilizaría allá.

¿No es del todo mala la idea de dejar el Puerto de Guayaquil para cabotaje y fines turísticos?
Cabotaje es el sistema que permite la carga y descarga de mercadería, que es lo que hoy también hace el Puerto. Antes se hacía con sacos y hoy con contenedores. Eso es normal.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: