Agua potable llega de manera permanente a Socio Vivienda

- 11 de marzo de 2019 - 18:15
El presidente Lenín Moreno durante la apertura simbólica de una llave de agua, acompañados por miembros de la comunidad.
Foto: Cortesía

Habitantes de los bloques 1 y 2 de los programas habitacionales Socio Vivienda y Nuevo Ceibos cuentan desde este lunes 11 de marzo con agua potable permanente. Esta obra básica, en la que se invirtieron $ 1,22 millones, beneficia a 36.000 personas del noroeste de Guayaquil.

La medida tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de la población, como parte del programa integral “Casa para Todos”. Un tercio de los hogares beneficiados corresponde a familias con personas con discapacidad.

El servicio de agua era una obra pendiente hace nueve años. Sin embargo, la gestión para la dotación del servicio fue realizada en un período de seis meses.

Frente a esto, el presidente de la República, Lenín Moreno, criticó la gestión implementada desde el régimen anterior para con estas familias de escasos recursos económicos. “No se puede construir vivienda si no se tiene agua potable”, señaló Moreno.

El Primer Mandatario enfatizó que con esta obra “se pone fin a nueve años de racionamiento. Resolvemos un problema que no lo creamos nosotros, un problema heredado, pero estamos en la obligación de arreglarlo”.

Para concretar esta obra el Jefe de Estado aseguró que el Gobierno adelantó más de un $ 1 millón que se tramitó hace más de un año a Interagua, la empresa concesionaria del servicio de agua potable en la ciudad de Guayaquil.

Nubia Quimí, madre de un niño con discapacidad, detalla que el servicio era temporal en la semana. “Estaba solamente por unas horas y era difícil, porque a veces no había quién se quedara en casa para que almacene agua, porque tenía que llevar a mi hijo al doctor y era un problema hasta para nuestra salud”.

Leticia Porozo, moradora del sector, comentó que ahora “gracias al agua nuestro emprendimiento está saliendo adelante, porque antes era muy incómodo”.

En cambio para Gloria Banguera, otra moradora del plan habitacional, el servicio significa “vida y dignidad”.

El Jefe de Estado recorrió los sectores beneficiados y solicitó a las autoridades que las próximas viviendas que se entregarán a las personas con discapacidad, tengan sus habitaciones y baños en la planta baja, para mayor facilidad en la atención diaria que realizan sus familiares.

“Es inaceptable que los niños mueran por el consumo de agua no potable, tenerla es un derecho fundamental, al igual que la salud”, enfatizó.

De la misma forma invitó a las administraciones locales a trabajar junto con el Gobierno para dotar de agua a las diferentes comunidades del país que aún no cuentan con este servicio básico.

El Banco de Desarrollo entregó a los Gobiernos Autónomos Descentralizados cerca de $ 1.200 millones para obras de carácter “urgente”, entre ellas el agua potable y el alcantarillado.

Con relación al manejo de desechos sólidos, el Presidente señaló que hasta el momento se han otorgado $ 358 millones a juntas parroquiales, municipios, empresas públicas y comunidades para tratar esta problemática sanitaria.

“Alcaldes, tienen que darle preferencia a los trabajos que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos. Menos fiestas, más servicios, solo así tendremos sociedades más justas, más productivas”.

Asimismo, detalló que este tipo de gestiones no se detendrán, ya que se enmarcan en el Plan Agua Potable Para Todos. “Vamos a llevar agua a muchos lugares más, porque somos un Gobierno que cumple”, apuntó el Jefe de Estado.

En ese sentido lamentó la calidad en las obras ejecutadas y la mala planificación en todo el país. “La falta de planificación ya la hemos conocido bastante bien, la vemos en las escuelas del milenio, en 650 obras mal hechas, con contratos irregulares, que quedaron inconclusas y como remate, con sobreprecios”, dijo.

Es por ello, expresó, que las obras van encaminadas a la lucha contra la corrupción.

En la planificación de Socio Vivienda constaba una tercera etapa que estaba conformada por ocho torres, en donde se encontraban 128 departamentos de 42 m².

Esta solución habitacional se planificó para que cuenten con todos los servicios básicos e  instalaciones eléctricas de 220 voltios. Sin embargo, no prosperó y está deteriorándose con el transcurrir de los días. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: