La avenida 9 de Octubre requiere otro giro

- 25 de julio de 2018 - 00:00
Ícono de la urbe porteña. La av. 9 de octubre, donde se erige la columna de los próceres, siempre ha sido el espacio ideal para actividades familiares y políticas.
Foto: José Morán / EL TELÉGRAFO

Pese a que el sector es uno de los preferidos por la ciudadanía, por sus alternativas turísticas y comerciales, perdió plusvalía debido a espacios que ya no son utilizados.

Cuando al guayaquileño se le pregunta por el mejor lugar para visitar, comprar, comer o pasear, inevitablemente el centro de la ciudad aparece entre las primeras alternativas.

El casco comprendido entre las calles Quito, Colón, Malecón Simón Bolívar y Loja alberga los sectores comerciales y turísticos más emblemáticos del puerto principal. De este sector, resalta la av. 9 de Octubre (antes llamada la Calle Nueva o Calle de los Franciscanos), uno de los bulevares más antiguos de la ciudad.

Pese a su popularidad, hay quienes consideran que la vida de la arteria muere con el cierre de los locales al final de la tarde. Incluso el sector residencial tampoco está ocupado al 100%.

Para Bolívar Rosero, ingeniero civil y propietario de Bahía Mall, es imperativo darle movimiento nocturno a la avenida. “Lo más emblemático de la ciudad está al pie del río Guayas, pero no es correcto limitarla a la figura de una urbanización privada”.

Para ello, sugiere incentivar el desarrollo de negocios nocturnos y bienes residenciales mediante la reducción de tasas a los impuestos prediales.

El sector turístico también aspira a un incremento de la demanda y oferta hotelera a través de nuevas propuestas. Holbach Muñetón, presidente de la Cámara de Turismo de Guayaquil, planteó también una reactivación de los inmuebles al pie del Malecón Simón Bolívar.

Sobre la ampliación del horario de atención, Muñetón refirió que “el apoyo en seguridad ciudadana es básico en esta aspiración”.

Otros, en cambio, proponen devolver la identidad peatonal tanto de  la av. 9 de Octubre como del Malecón Simón Bolívar.

Natalie Wong, decana de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo, aseguró que se puede dar paso libre a los transeúntes en horas de muy poco tráfico. “Cualquier planteamiento debe tener como base potenciar la identidad de la ciudad que está al pie del río”.

Casi un lustro atrás, un grupo de empresarios creó el Comité Cívico Pro Centro de Guayaquil, con el objetivo de revertir la depreciación de los bienes debido a la pérdida de actividad en el centro. Desde entonces, sin embargo, poco se ha logrado, admite Nelson Guim, presidente del comité, quien acotó que el problema es la falta de intéres por invertir en el sector central de la urbe.

Hasta entonces, la vida de la av. 9 de Octubre se limitará al nutrido paso de personas y vehículos... Y eso, mientras atiendan los locales comerciales. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: