En julio Guayaquil será una ciudad patrimonial

14 de abril de 2011 - 00:00

Mayra Méndez, estudiante de Bellas Artes, ayer comentó  a una amiga en el baño del Centro Cultural Simón Bolivar. “De la arquitectura guayaquileña del siglo 20 no sé casi nada, solo aprendí hasta la época colonial”. 

En la sala de cine de este centro  se presentó ayer el proyecto “Guayaquil, ciudad Patrimonial”, que es una iniciativa del Ministerio Coordinador de Patrimonio para declarar al  Puerto Principal, en julio de este año,  como ciudad patrimonial.

Ayer se presentaron dos expedientes técnicos levantados por la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica y el ministerio, los que detallan los bienes comprendidos en la declaratoria.

Los expedientes guardan la información arquitectónica y de conservación de  339 bienes.

En el área central de Guayaquil hay 221 edificaciones  que pertenecen a la arquitectura del siglo 20;  mientras que en los barrios Orellana y del Salado existen    118 construcciones patrimoniales.

María Fernanda Espinoza, ministra de Patrimonio, sostiene que esta declaratoria requerirá un trabajo en conjunto con la Municipalidad de Guayaquil.

“El Instituto de Patrimonio va a dar  la asesoría técnica necesaria en este proceso; el Código de Ordenamiento Territorial establece que  el Municipio deberá administrar y regular el patrimonio”.

A nivel de presupuesto, desde el organismo rector, se espera establecer una coparticipación con el cabildo para la restauración, administración y cuidados de los bienes públicos.

Para los bienes de carácter privado se  crea un bono patrimonial con el Ministerio de Vivienda. Un crédito que permita a los dueños de casas y edificios hacer las intervenciones necesarias  con la asesoría del instituto.  Así se espera generar plusvalía para la propiedad y un rescate del bien para la ciudad. “El dueño de un bien patrimonial debe saber que no  va a ser expropiado” dijo Espinoza.

Esteban Delgado del INPC Regional 5 aseguró durante su intervención que la preservación de bienes en la ciudad no ha sido manejada con la importancia debida hasta ahora.

La declaratoria de Ciudad Patrimonial convertiría a  Guayaquil en la  número 23 que recibe tal designación. Los voluminosos expedientes donde reposan las informaciones de los 339 bienes serán entregados al Municipio de  Guayaquil y al Ministerio de Patrimonio.

Luego el Ministerio de Cultura promulgará la declaratoria. Una vez finalizado el proceso, las instituciones mencionadas trabajarán en la protección y revitalización de los barrios.

Ayer, en siete charlas sobre el patrimonio de la ciudad,  los arquitectos Florencio Compte, Felipe Huerta, Claudia Peralta  expusieron sobre el tema.

Para Espinoza la revelación de las  estudiantes dibuja una realidad que iniciativas como la citada busca transformar: creer que la historia patrimonial  murió en la colonia.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: