El Hospital Móvil recibe casi 6.000 personas en 3 días

23 de junio de 2011 - 00:00

Desde las 04:00 de ayer  empezaron a llegar los pacientes a los exteriores del Estadio Modelo Alberto Spencer, donde se encuentra el moderno Hospital Móvil.   Ellos formaron una  fila que rodeó la reja principal hasta llegar a la parte posterior del Coliseo Cerrado. 

A las 08:00  las puertas que permiten el ingreso a la explanada del estadio se abrieron. Dos policías se encargaron de clasificar el tipo de dolencia de los enfermos y  posteriormente  asignaron las carpas donde debían acudir. La espera, en promedio,  era de una hora.

En la explanada hay carpas que tienen un letrero que identifica la clase de atención que ofrecen los doctores. En ellas se encuentran médicos generales, ginecólogos, oftalmólogos, obstretras y pediatras.

Jorge Zambrano, de 87 años, llegó cerca de las 05:00 para recibir asistencia porque desde hace algunos días tiene un dolor en el vientre. 

Al llegar a la clínica entró rápidamente por ser de  la tercera edad. Debido a que a los guardias de seguridad se les ordenó, hizo la fila primero en medicina general, pero cuando los médicos valoraron su estado, lo enviaron  a la zona de cirugías, porque temían que tuviera una hernia inguinal. 

Los doctores de la unidad móvil le dijeron que debía operarse de inmediato, y aunque no le dieron una hora fija, le realizaron  exámenes y  se quedó porque debía someterse a una cirugía.

El Hospital Móvil, abierto al público desde el lunes pasado, cuenta con servicios de atención ambulatoria, área de cuidados intensivos, quirófanos y espacio de cuidados críticos. 

La paciente Julia Rosales hizo fila por 45 minutos fuera de la carpa de medicina general. Una de las doctoras le diagnosticó una gastritis aguda y le entregó medicamentos de manera gratutita, pero le confirmó que la siguiente dosis debía adquirirla ella. 

“Creo que el lugar tiene buenos doctores porque me dijeron rápido lo que  tenía;   en comparación con otros hospitales, acá me atendieron con prontitud”, comentó Julia.

La coordinadora general del Hospital Móvil, la doctora Pilar Álvarez, afirmó que la unidad médica ha tenido más acogida de lo que el Ministerio imaginaba. “El día lunes tuvimos 1.800 pacientes, ayer aproximadamente 1.900 y hoy (miércoles)  tenemos una cantidad que rebasa los 2.000 pacientes”.

La médica señaló que los convalecientes han excedido las estimaciones del Ministerio de Salud Pública (MSP) y que el hospital está diseñado para atender únicamente a 400 personas al día.  “Hemos tratado de brindar a los asistentes una buena atención, pero a estas alturas no pueden esperar que la misma sea de calidad, ya que con esta situación sólo podemos ofrecer calidez humana por parte de los doctores”.

Hasta la mañana, según estimaciones de la coordinadora,  en el centro médico se habían atendido diariamente entre 12 y 16 cirugías medianas y de baja complejidad. La funcionaria indicó que a los pacientes que presentan problemas mayores, o que por tiempo no se los ha podido atender, los médicos los envían al Hospital Guayaquil.

Quejas

Algunos de los interesados que se encontraban afuera de la instalación hospitalaria se quejaron de la desorganización de las autoridades.

Bernardo Salazar, quien llegó a las 06:00, esperaba que lo atendieran rápido, ya que presentaba  dolores en la cabeza.  “Deberían de organizar con letreros grandes las áreas, que nos aclaren dónde  tenemos que ir, en vez de mandarnos a la primera fila que ven. Llegué antes que muchos pacientes y siguen sin atenderme”.

A Alejandro Medina, quien padece de  irritación en los ojos,  lo enviaron a uno de los camiones especializados en oftalmología, sin embargo, el doctor le dijo que debía tomar un tiquet y regresar al día siguiente porque el cupo de pacientes sobrepasaba los límites diarios.

Medina relató que llegó al lugar, por primera vez, el  martes,  esperó hasta las 16:00, pero no recibió atención; el miércoles, dijo,  le ocurrió lo mismo, pese a que  llegó a las 04:00. “Los guardias no tienen organización, a los que llegaron primero los atienden último porque las filas no tienen un orden”, comentó Medina.

En el área de ginecología  la capacidad de atención es de 30 pacientes para mamografía y 15 para papanicolao, sin embargo,  afuera del camión designado para esta función, se encontraron más de 60 mujeres a la espera de ser atendidas.

“Llegué a las 05:30 y cuando entré ya no había espacio, me hicieron tomar un tiquet, pero este no tiene fecha ni hora, no tengo idea de cuándo me van a atender”, señaló María Pin, quien asistió al establecimiento para realizarse una mamografía.

Aunque  pacientes afirman que la atención  no es mala, no están de acuerdo con hacer filas bajo el  sol y tener que esperar a ser atendidos mientras los encargados no han organizado   el orden de atención.

Según la coordinadora Álvarez, a futuro se está planteando la forma de poder atender a una mayor cantidad de pacientes cada día, así como asistir en cirugías de mayor nivel como úlceras y  vesícula por medio de laparoscopia. 

“El Ministerio  está trabajando en un plan para reforzar y organizar de mejor forma la operación del hospital, pero no contábamos con esta cantidad de pacientes al día”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: