El comercio genera ventas por 16,5 mil millones en Guayaquil

09 de octubre de 2012 - 00:00

La decisión de invertir en Guayaquil se debe a la respuesta que tiene la ciudad para el éxito de los negocios. La urbe se caracteriza por ser comercial; además es promesa de miles de pequeños emprendedores y mercado para las grandes empresas.

Así indica Alfredo Villalobos Reyna, comerciante guayaquileño de la Bahía, al desarrollo empresarial que ha logrado y le ha permitido crear una red de distribución de artículos artesanales y prendas de vestir. “Mis compañeros y yo conocemos que es solo mirar la necesidad, adecuar el negocio y empezar a vender. Esto lo permite  la Perla del Pacífico para enrumbar el crecimiento productivo”, señala.

Eduardo Hurel, jefe comercial de Casa Tosi, reiteró que creer en el dinamismo económico y la  respuesta de su gente (los guayaquileños) es la razón para que en la remodelación del edificio principal se haya invertido 2 millones de dólares. “Nosotros creemos en Guayaquil y por eso invertimos. Ahora ofrecemos un nuevo inmueble moderno con artículos para el hogar y la familia”.

Este criterio lo comparte Jacinta Astudillo de Cajas, quien es riosense de nacimiento, pero guayaquileña de corazón.
“Llegué hace 40 años como asistente de hogar. Luego me casé y con esfuerzo instalamos una pequeña tienda en la casa. La positiva respuesta me ha permitido, con mi negocio, costear la educación de mis hijos, graduarlos y hasta  enviar a una de ellas a  Estados Unidos”, anotó.

Según el último censo económico del Instituto Nacional de Estadística  y Censos (INEC), la ciudad tiene  88.913 establecimientos económicos que generan 441.976 plazas de trabajo. Y se  invirtió 671 millones de dólares

Las ventas estimadas del sector comercial es de 35.507 millones de dólares, un poco más de la cuarta parte  de lo que factura Ecuador. Solo el comercio (compra y venta de productos) generó 16.568 millones de dólares.

Francisco Matamoros Montero, de la consultora Franbur, indicó que este tipo de ciudades proporciona el dinamismo y crecimiento de un país. Por ejemplo, la industria Coca Cola Company hace pocos días anunció que invertirá 20 millones de dólares en una planta embotelladora en Guayaquil, porque su capacidad actual era limitada. “Si no hubiera mercado, no hubiese tal inversión. Es por ello que las grandes urbes son el motor de la economía nacional”, indicó.

Matamoros agregó que los grandes asentamientos de personas tienen sus pros y sus contras. Son positivas para   colocar bienes y servicios de toda naturaleza, generar plazas de trabajo, pero, a la vez, son negativas por la demanda de vivienda, salud, educación e infraestructura en general.

Según el INEC, el 8% de los establecimientos en Guayaquil se dedica a la manufactura y genera un 26,2% de los ingresos anuales de la ciudad, empleando a un 12,9% de los ocupados.

También se puede destacar que el sector que da más trabajo en la ciudad es el de servicios, empleando un 51,3% de los ocupados que se encuentra registrado.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: