Día de la Salud se centró en uso racional de drogas

08 de abril de 2011 - 00:00

En la sala de consulta externa del Hospital Neumológico Alfredo J. Valenzuela, el médico de esa casa de salud, Camilo Coronel,  explicó a los pacientes el mal uso de antibióticos, mientras señaló cada punto de información escrito en un papelógrafo. Los usuarios, que usaron mascarillas, escucharon atentamente la charla educativa.

Esta fue una de las actividades que se realizó ayer en el Día Mundial de la Salud en varios nosocomios de la ciudad, como el Alfredo J. Valenzuela y el de Infectología Dr. José Daniel Rodríguez Maridueña.

Los funcionarios de esas casas de salud repartieron dípticos y mostraron carteles sobre la resistencia bacteriana  a los fármacos.  

El galeno  explicó a los pacientes del neumológico que deben  cumplir la duración del tratamiento; incluso, les dijo que cuando ya no sientan síntomas, es necesario que acaben las medicaciones. También les sugirió que  deben  asistir a las consultas subsecuentes y alimentarse de manera correcta, ya que de lo contrario las bacterias se vuelven fuertes frente a los medicamentos.

Una segunda charla se impartió en el Centro de Capacitación y Docencia, en el Auditorio  Bolívar Ramírez Villón, de la anterior casa de salud.

En este lugar, Patricia Castro, del Departamento de Farmacología del Instituto Nacional de Higiene, señaló que la resistencia de los antibióticos tiene su origen en varias causas, como la automedicación,  la pobreza económica del paciente,  el incumplimiento de las indicaciones del médico y la dispensación en las farmacias.

Entre las estrategias para combatir el uso irracional se encuentra la educación de la población, el fortalecimiento de los comités fármaco terapéuticos y el  seguimiento de las  políticas protocolares en base a las diversas patologías.
Según Castro, en cada hospital debe existir un Comité de Infecciones Intrahospitalarias o llevar un registro en epidemiología de las patologías  y en base a ello observar si hay brotes.

Héctor Rosero, médico analista del laboratorio de farmacología del INH,  informó que se está manejando un programa piloto de fármaco-vigilancia que se desarrolla desde septiembre de 2010 en el Hospital de Infectología y en el Neumológico. “Se le pide al personal  que haga un reporte de las reacciones adversas a las medicinas que se producen a nivel de todos los pacientes, tanto en el área de hospitalización como en consulta externa”, indicó Rosero.

Franklin Cantos, director del Hospital Neumológico, contó que la casa de salud cuenta con el Comité de Bioseguridad y el Control de Infecciones Nosocomiales, aunque falta un laboratorio de bacteriología.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: