La firma estadounidense uber inició operaciones en guayaquil

Cuatro aplicaciones de taxis compiten por las preferencias en el servicio

- 14 de julio de 2017 - 00:00
Foto: Internet

La ATM dialogó con dos empresas, pero precisó que la presencia de las transnacionales está condicionada a la inclusión de vehículos regularizados.

La competencia por captar carreras de transporte de personas a través de aplicaciones de teléfonos inteligentes sumó desde ayer un cuarto contendiente con el inicio de operaciones de Uber en la ciudad.

Hasta hace un par de días, los servicios que ofertan Cabify, Nekso y Un Taxi eran los únicos presentes en las preferencias de las personas que buscan seguridad y confort en el momento de abordar un taxi.

Uber, de origen estadounidense, había sido advertida por la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) por funcionar con taxis irregulares, en septiembre del año pasado.
Incluso, hace un par de meses, Andrés Roche, titular de la ATM, comentó que la empresa dejó de operar “no solo en Guayaquil, entiendo que fuera del país”.

Sin embargo, la firma mantuvo acercamientos con las autoridades guayaquileñas un año para iniciar operaciones, afirmó Cristina Villarreal, vocera de la transnacional, a un diario local.

Otra empresa que mantiene similares diálogos es Cabify que ayer cumplió un año en el país, pese a los inconvenientes presentados con un sector del taxismo y la ATM, en mayo pasado. Santiago Borja, gerente general de Cabify en Ecuador, comentó que han tenido la apertura necesaria para seguir funcionando en el puerto principal.

El objetivo actual es involucrar a los choferes de taxis legalizados en la plataforma tecnológica que les permitirá acceder a capacitaciones y otros beneficios de la operadora.

No obstante, estos vehículos formarán parte de una de las categorías del servicio, junto a otras que existen: Light y Premium. Es decir, se mantiene a los propietarios de automotores particulares.

Borja aclaró que el rol de Cabify es de una plataforma tecnológica que permite contactar a personas que ofertan un servicio, el cual tiene un costo de $ 0,50 por kilómetro recorrido “del cual el 75% es para el conductor y el 25% para Cabify”.

Por políticas globales, Borja no precisó con cuántos carros trabaja, ni cuántos usuarios están conectados, pero aseguró que han tenido un crecimiento sostenido de 20% mensual, desde que están en el país.

Mientras que, la ATM no negó los acercamientos con las operadoras que manejan aplicaciones, pero, enfatizó, la presencia está condicionada a la inclusión de taxis regularizados. Al ser consultado sobre el tema, Andrés Roche, director de la institución, comunicó que recibirá un informe en los próximos días.

Adicionalmente, la ATM solicitó la intervención del Servicio de Rentas Internas (SRI), Superintendencia de Compañías y Superintendencia de Bancos “porque algunas plataformas ejercen una actividad económica y comercial ilegal; y con la de Bancos, por cuanto las instituciones financieras que administran tarjetas de crédito no pueden dar sus servicios a transnacionales que realizan actividades que son ilegales”, citó en un comunicado.

Por su parte, la Unión Nacional de Taxistas del Guayas mantiene su postura de no permitir la presencia de vehículos de transporte no legalizados. George Mera, titular del gremio, no descartó una nueva protesta como la ocurrida a inicios del mes pasado cuando cientos de automotores se estacionaron frente al Cabildo y la Gobernación. (I)

*Haga click en la imagen para agrandarla

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: