Cooperativas proyectan 100 buses eléctricos hasta fines de 2019

- 22 de agosto de 2018 - 00:00
Foto: Archivo / El Telégrafo

La Autoridad de Tránsito Municipal envió una solicitud al Municipio de Guayaquil para que se establezca una tarifa diferenciada de 35 centavos para las unidades de transporte urbano que funcionen con electricidad.

Los ciudadanos que han tenido la oportunidad de viajar en el único bus eléctrico que circula por la ciudad, perteneciente a la cooperativa Sausinc (línea 89), evaluaron positivamente la alternativa de transporte urbano.

Jacinto Zambrano, habitante de la 13° etapa de la Alborada, destacó que el vehículo casi no hace ruido mientras circula por las calles de Guayaquil. “Incluso tiene aire acondicionado, es una experiencia única”, afirmó.

Según un estudio de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), el 89% de los usuarios de la única unidad eléctrica de la línea 89 está dispuesto a pagar una tarifa diferenciada de $ 0,35 por emplear buses eléctricos y climatizados.

Este índice motivó a la institución a enviar una solicitud al Municipio local para que se apruebe, mediante ordenanza, el incremento del pasaje, manifestó Andrés Roche, titular de la ATM.

Desde enero de este año se encuentra vigente el estatuto de estímulo a la transportación eléctrica, en el cual se establecen dos incentivos tributarios para quienes opten por esta modalidad.

En el artículo 6 de la ordenanza se estableció que las fábricas de estos vehículos que se instalen y funcionen en Guayaquil tendrán un descuento de 50% en las tasas que deben cancelar al Cabildo, lo que incluye contribuciones de mejoras.

Dentro de las disposiciones generales se indica que los propietarios de los mencionados automotores obtendrán el 50% de descuento en los valores por matriculación que recepta la ATM.

Roche anticipó que para febrero del próximo año la coop. Saucinc contará con 20 unidades eléctricas. “Vale resaltar que mantendrán una flota para la tarifa diferenciada (actual) de 30 centavos que serán buses que no tendrán aire acondicionado ni serán eléctricos pero estarán en buenas condiciones”, acotó el funcionario.

“La aspiración es que para fines de 2019, la ciudad cuente con 100 buses urbanos y 300 taxis”, aseguró Miguel Sáenz de Viteri, gerente general de Proyecto de BYD, empresa que trajo la unidad que opera la línea 89.

La intención es que la coop. Sausinc cuente con instalaciones que provea de carga eléctrica a buses y taxis que funcionen bajo la misma modalidad.

Mientras que la Federación de Transportistas Urbanos de Guayas adelantó que mantienen acercamientos con la Corporación Financiera Nacional para obtener créditos y financiar las unidades. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: