La reparación del colector de aguas servidas durará hasta la siguiente semana

Al menos 3 hipótesis tienen los técnicos sobre el daño en la calle

- 26 de febrero de 2016 - 00:00
La antigüedad de los ductos y la presencia de sólidos de las aguas residuales son algunas de las causas de los problemas en el alcantarillado, según expertos.
Foto: Karly Torres / El Telégrafo

Una cuadrilla de trabajadores municipales cambió la tubería y construyó una caja para aguas servidas.

Las causas del daño en un colector de aguas servidas que derivó en el hundimiento de parte de la calzada en la avenida 10 de Agosto aún no han sido aclaradas por Interagua.

Los factores que pudieron incidir en la situación son variados y complejos por lo que resulta difícil establecer lo que ocasionó el colapso del tubo, indicó Ilfn Florsheim, vocera de la concesionaria.

La depresión en el pavimento fue detectada a fines de la semana pasada y estaba previsto intervenir el sitio en la noche del miércoles. “Teníamos todo listo, incluso los permisos municipales, pero el incidente se adelantó”.

Entre los ingenieros y exfuncionarios municipales consultados por este diario hay diversidad de criterios de lo que pudo ocasionar el percance.

Los factores externos, como acumulación de agua o algún tipo de presión en la calle, y los internos, la falta de mantenimiento de los ductos, entre otros, son las posibilidades consideradas por los expertos.

Para Jorge Norero, exalcalde de Guayaquil (1985-1986), pudo existir incluso una falla en la compactación del suelo. También dijo que quizás sea un ‘golpe de ariete’, en términos técnicos, los ductos soportaron una presión mayor para la que fueron diseñados.

En cualquiera de los casos, Norero criticó que no se hayan tomado las debidas precauciones, porque “es algo que puede repetirse en cualquier parte de la ciudad”. Acotó que el Municipio debe aclarar si la red de la zona céntrica fue cambiada y,  si es así, especificar los lugares en los que se renovaron los ductos.

La falta de mantenimiento y la presencia de un taponamiento pudieron causar el inconveniente en el colector de aguas servidas, según Marcos Zambrano, director técnico de Aguapen en Santa Elena y excolaborador de Ecapag en Guayaquil.

Sin embargo, descartó que el diámetro del ducto en la avenida 10 de Agosto (170 mm) sea insuficiente para recibir la descarga de los edificios de la zona. “Las redes colapsan por falta de mantenimiento”.

Admitió que la evaluación del daño de un tubo es difícil de establecer, pero puntualizó que, además, se debe considerar que la acumulación de  los sólidos de las aguas residuales puede generar un tapón. “Es la causa más segura del colapso”.

En ese sentido, criticó que Interagua no cuente con un adecuado plan de tratamiento de estos líquidos. Por otra parte, hay quienes consideran que factores externos pudieron incidir en el inconveniente de la av. 10 de Agosto.

El almacenamiento de agua en la parte exterior del ducto y la ubicación de las bases de los edificios también pueden incidir en el estado de las redes, aseguró José María Fuentes, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Guayas.

Sostuvo que este tipo de imprevistos son circunstanciales y que Interagua cuenta con los recursos técnicos necesarios para su prevención y remediación.

Mientras que, la concesionaria cambió de tubería y construyó una cámara para reparar el daño en la av. 10 de Agosto. Posteriormente, se procederá a colocar el hormigón que servirá de base para una nueva capa asfáltica. Los trabajos se extenderán hasta la siguiente semana. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: