En Venezuela, asistir a un partido de fútbol es un “lujo”

- 10 de julio de 2019 - 11:10
Archivo

Para los venezolanos que perciben mensualmente el salario mínimo, acudir a los estadios es un gasto que conlleva varios sacrificios

Independiente del Valle empató con Caracas FC (0-0) por los octavos de final de ida de la Copa Sudamericana 2019 en el Estadio Universitario de la capital venezolana, con capacidad para 35.000 personas. A las 15:00 (hora de Ecuador) del miércoles 10 de julio se desarrolló el encuentro, con un escenario casi vacío, que no llegó ni a las 10.000 personas.

La crisis política y económica que atraviesa Venezuela ha hecho que el público no acuda frecuentemente a eventos deportivos. El cronista Gerardo Blanco explicó que actualmente es “un lujo” asistir a un partido de fútbol. Para el caraqueño común, ir al cotejo entre Caracas e IDV será costoso, agrega el Jefe de Información de Diario Líder.

La entrada más barata, para la localidad General, cuesta 6.000 bolívares. Esto en dólares equivale a 84 centavos. Carla Loaiza, ecuatoriana residente en Venezuela, menciona que por ese rubro se puede conseguir una libra de carne o una palanqueta.

El costo de Tribuna es 20.000 bolívares ($2.80)y VIP 40.000 ($5.71). En dicho país, el salario mínimo son 40.000 bolívares; esto significa que asistir una tarde al estadio resulta complicado. “Es prácticamente un lujo ir al estadio para el venezolano de a pie que gane en bolívares”, apunta Loaiza.

Para atraer al público a la cancha, el Caracas FC realiza concursos y sortea entradas en medios de comunicación y redes sociales. Wilder Delgado, reportero del canal VPITV, señala que el club se ingenió estas estrategias para mediar la falta de fanáticos en los partidos.

Delgado reconoce que acudir a un evento así es caro porque también implica viajar en transporte público, además de los boletos. “Se sacrifica el sustento de algunas comidas para su hogar; si eres un venezolano que gana un poquito más del sueldo mínimo, es bastante complicado”, acota.

El comunicador Lenin Maury añade que acudir a un encuentro deportivo es un “lujo pensado”. En su opinión, resulta más barato un partido de fútbol que otra actividad. “Llevar a un niño a un parque de diversiones o a un cine te costaría una fortuna. Sale más económico esas dos o tres horas de diversión (en el estadio)”, comenta.

La crisis económica también ha afectado al campeonato venezolano. La inversión en fichajes de renombre ha disminuido y el mantenimiento de los estadios no es el mismo, pues las gobernaciones municipales prefieren utilizar los recursos en otras necesidades. La falta de electricidad ocasiona que ciertos encuentros se disputen en el día, por falta de iluminación en la noche. (D)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: