El ex dt condujo a Emelec en el título de 2002

Rodolfo Motta, un símbolo del fútbol de ascenso en Argentina (Video)

- 06 de agosto de 2014 - 00:00

El ex dt condujo a Emelec en el título de 2002

Ni la amputación de una de sus piernas -donde se había focalizado el tumor- en octubre de 2012 lo doblegó. Siguió con su buen ánimo para atender a los medios y a todo aquel que le consultaba sobre su mayor pasión, el fútbol.

Luego de la intervención, el extécnico manifestó: “Siempre le hice frente a las adversidades, cuando era futbolista al tercer partido me quebré una pierna; me partieron el maxilar de un codazo. Después, como técnico, me dieron varios equipos que estaban últimos en la tabla y los fui remontando. Ahora me tocó esto y yo lo que quiero es vivir para seguir compartiendo el cariño de mi familia y amigos”.

El tumor en las últimas semanas se propagó por su cuerpo hasta que fue internado en un centro hospitalario en el barrio de Palermo, en donde murió el pasado lunes con 70 años cumplidos el 11 de julio.

En Argentina destacó como uno de los técnicos con mayor éxito en el fútbol de ascenso. Con Nueva Chicago y Brown de Arrecifes obtuvo sendos logros en 2006 y 2007, respectivamente (ver ilustración). Mientras con Emelec, en Ecuador, logró el campeonato de 2002.

Fue un técnico temperamental y apasionado. En el fútbol se vinculó como jugador en 1961, con 17 años, cuando decidió fichar en Nueva Chicago. Los hinchas del club argentino lo consideran como un símbolo de la institución. La década del 60 fue para Motta una época dedicada a los torneos de Primera B.

Su carrera futbolística la combinó con sus trabajos iniciales en una imprenta y luego pasó a laborar en una mimbrería en la localidad de Mataderos.

Tras su retiro como futbolista se dedicó inmediatamente a la dirección técnica, donde tuvo una trayectoria extensa. Su currículum como entrenador incluyó, entre otros equipos, a Estudiantes de Buenos Aires, Nueva Chicago, en cuatro etapas; Platense, Temperley, Racing de Córdoba, Ferro Carril Oeste, Chaco For Ever en Argentina.

Internacionalmente dirigió al Sporting Cristal del Perú, pero los resultados no jugaron a su favor y tuvo que dejar el cargo sin cumplir los 12 meses. Dirigió 8 encuentros en el torneo local, desde la fecha 1 hasta la 8 del Clausura 1999, con un saldo de 3 victorias, 2 empates y 3 derrotas. Su mejor resultado fue el 15 de agosto de aquel año, cuando superó 6-0 a Municipal.

Pero sin duda alguna su llegada al fútbol ecuatoriano fue uno de sus mayores aciertos. En 2001 fue contratado por la dirigencia ‘eléctrica’; estuvo frente al equipo desde la primera fecha hasta la jornada 18. Fue reemplazado por el ecuatoriano Carlos Sevilla, que ganó el título 2001 con el ‘Ballet Azul’.

Su segunda etapa en Emelec la cumplió en la temporada 2002; llegó para dirigir la segunda fase del campeonato local y la liguilla final. Consiguió su primer y único título con Emelec. Finalmente, en 2003 inició el campeonato ecuatoriano, pero fue sustituido por el también argentino Salvador Capitano.

Un gol de chilena y el bicampeonato de Emelec

Faltaban 2 minutos para que terminara el juego entre Emelec y Aucas el 22 de diciembre de 2002. En el banquillo ‘eléctrico’ Rodolfo Motta dirigía con preocupación. El marcador era 1-1 y parecía que el objetivo de lograr el bicampeonato no se iba a cumplir. Pero Augusto Poroso anotó el 2-1 tras rematar de chilena dentro del área. El gol convertía a Emelec en bicampeón del torneo ecuatoriano, pero tuvo que esperar por su trofeo porque -como hecho anecdótico- la dirigencia del fútbol nacional no lo llevó al Capwell.

Simultáneamente, en Quito, se jugaban 2 partidos: Barcelona visitó a Liga de Quito; y El Nacional se enfrentaba con Deportivo Quito. Los ‘puros criollos’ y ‘toreros’ tenían opciones de quedarse con el título si ganaban, pero en Casa Blanca el partido terminó empatado 0-0 y en el Olímpico Atahualpa los ‘chullas’ derrotaron 4-1 a El Nacional.

VIDEO

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: