Posesión de pelota, idea base de Cruyff

- 13 de enero de 2020 - 20:44

El DT español tiene el dominio de balón como camino, pero no se cierra en esa faceta. Cree que el estilo lo forman los jugadores.

El nuevo DT de la selección ecuatoriana de fútbol extiende el legado de su padre, ese estilo de jugar al fútbol que ha llevado al FC Barcelona de España a convertirse en una de las máximas potencia del balompié mundial. Sin embargo, Jordi Cruyff no se cierra a trabajar con otras ideas o a complementarlas porque cree que las características de los jugadores son las que le dan forma al estilo de juego.

En una entrevista de 2017 con Guillem Balagué, periodista deportivo del diario AS, Cruyff manifestó que todo empieza por dominar la posesión de la pelota para dictar el ritmo del juego. “Pero si no tienes a los jugadores adecuados para esto, tienes que buscarte la vida con otra manera de jugar”. El DT marca así el terreno de que no se asemeja a otros profesionales que defienden su idea a ultranza. Aquellos que, bien o mal, se aferran a su fórmula hasta que los futbolistas evolucionen en ese aspecto.

Balagué le pregunta a Cruyff cómo puede sostener la idea de un fútbol de posesión cuando actualmente se juega a 100 km por hora. El segundo responde que el fútbol de hacer las cosas a mucha velocidad es lo que intentan todos los técnicos, incluso los que pretenden controlar los partidos. “Pero para eso debes tener jugadores atléticos, dinámicos, inteligentes, que sepan cuándo acelerar y cuándo contemporizar. Eso sería lo ideal, lo que pasa es que no siempre está al alcance tener once jugadores así. Necesitas un perfil limitado en el mercado”.  

En tiempos en que el espectador, llámese aficionado, comunicador o dirigente, ya no se fija solo en el resultado sino especialmente en el funcionamiento del equipo, Cruyff considera que lo importante es implantar un estilo, una idea de juego.

La Federación Ecuatoriana de Fútbol lo ha contratado justamente para esa misión. No solo para buscar una clasificación mundialista sino también para que la Tricolor promulgue un modelo definido a corto, mediano y largo plazo. En los últimos 10 años cambió la figura en varias ocasiones: el equipo pasó por las manos de Sixto Vizuete, Gustavo Quinteros y Jorge Célico, que pregonaban un fútbol ofensivo y vertical, y con Reinaldo Rueda y Hernán Darío Gómez, identificados más con el equilibrio y un juego más horizontal.

Cruyff también se ha manifestado en torno a la presión que se genera en distintos ámbitos acerca de su trabajo que se sabe manejar, que la zona de confort no es lo suyo, tal cual acontecía con su padre, que vivía en constante tensión en su época de entrenador del Barça.

Le agrada la parte del sufrimiento en lugar de disfrutar. “Para mí, que he aprendido mucho de los que han pasado por aquí, la cosa consiste en probar para ver cómo se me da esto. Es un cargo bonito, pero de máximo riesgo. La tumba siempre está preparada, lo que no sabes es cuándo te vas a caer”.

Parecería que el estratega hablara de su reto con Ecuador, pero se refiere a la época cuando pasó de director deportivo a entrenador en el Maccabi Haifa de Israel. En nuestro país los cuestionamientos le lloverán apenas realice su primera convocatoria para la doble fecha de eliminatorias, en marzo próximo, ante Argentina y Uruguay. Y apenas sufra una derrota comenzará a coleccionar detractores que pronosticarán con antelación su fracaso por no conocer bien la idiosincrasia del futbolista ecuatoriano.    

Su forma de dirigir
Jordi se considera tranquilo, tal cual se lo percibe. Cree que el día del partido solo se puede hacer correcciones, no cambiar factores de fondo que se preparan durante la semana previa al encuentro. Apreta al jugador cuando amerita -comenta-, pero no es de los que se pone a correr por la banda.

También es de los entrenadores que piensa que un jugador no tiene ganado el puesto, así haya sido la figura del último partido, porque cuenta también cómo entrena la siguiente semana y qué características necesita el DT para el siguiente enfrentamiento. “Aunque hayas metido un gol en el último partido, igual en el siguiente empiezas en el banquillo y entras en la segunda parte”.

Intenta disfrutar con el día a día y no planifica su futuro a largo plazo. Por lo pronto, solo piensa en Ecuador. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: