Para Asencio, el 86 es más que un número

01 de mayo de 2011 - 00:00

Barcelona cumple hoy 86 años de fundación (1 de mayo de 1925) y para Nicolás Asencio esa cifra significa mucho más que una fecha, ya que es el número de goles que busca. El “Jet” tiene 85 conquistas en los Campeonatos Nacionales con la “amarilla”, que lo acreditan como  goleador histórico del “Ídolo”, pero ese récord no es solo suyo, lo comparte con Manuel Uquillas.

Sin embargo, aclara que su mayor motivación  no es marcar ese tanto, para ser él solo el mayor artillero  “torero”, sino  retirarse en el club del que es hincha confeso:  Barcelona.

“Siempre se habla mucho del gol que falta. Cuando hice el último  ante El Nacional (7 de octubre de 2007), no sabía que lo había alcanzado a Uquillas. Así es el fútbol. Si hubiese seguido en el equipo ya fuese el arponero hace cuatro años, pues por temporada hacía un promedio de 10 goles”, destacó el ariete.

De vincularse a los “canarios”, Asencio ya tiene una misión. “Sería lindo marcar ese gol (el 86). Pero si me toca estar acá, mi meta será hacerles sentir a los muchachos lo que es Barcelona, lo que es ponerse la “amarilla”. Los jóvenes necesitan ser arropados con la camiseta del equipo y sentirse identificados”.

Han pasado 18 años desde que Asencio entrenó por primera vez con Barcelona, pero a sus 35 el “Jet” afirma que tiene las mismas ganas como en aquella ocasión de enfundarse la casaca “canaria”.

Ahora, el incentivo del delantero machaleño es similar al de cuando tenía 17 años: llegar al primer equipo de los “canarios”. Ahora está en el de Reservas,  pero a diferencia de 1993 (cuando ingresó a las inferiores) no tiene mucho tiempo para esperar.

“De ahí tuve que pasar a otros equipos para ganar experiencia y regresé en 1997 ya como un jugador formado, entonces obtuve mi primer título con Barcelona, fue una experiencia inolvidable”, recordó Asencio, mientras pisaba un balón en la cancha alterna del Monumental.

Desde el lunes, “Nico” se trazó la meta de pasar de las Reservas al primer plantel en junio. Para esto dice que se esfuerza más que cualquier otro jugador del equipo, ya que “no es lo mismo, ellos  tienen 20 años, y para estar en Barcelona debo estar al 100%, sino, no sirve”.

Asencio, quien se integró a los entrenamientos el lunes del equipo dirigido por Raúl Noriega, ve cerca su retiro, quizá no este año, pero espera que sea vistiendo la camiseta “torera”, “que sea por la puerta grande, si es posible con un título”.

“Carro Loco” afirma que su vida futbolística se ha centrado  en  el “Ídolo”, con unas cuantas  interrupciones en otros clubes. “Creo que no me fue bien en los otros equipos porque siempre me sentí de Barcelona; me esforzaba, mas no era lo mismo que jugar por amor a una camiseta muy especial. Lo peor para mí era enfrentarme a mi equipo. Mi carrera tiene que terminar con los ‘amarillos’. Ojalá sea así”. 

Ahora el machaleño entrena bajo las órdenes del “Pavito”, con quien compartió camerino desde su llegada al “Ídolo”. “Raúl siempre fue un excelente compañero, ahora es el técnico y me apoya e incentiva mucho para seguir. Estoy muy agradecido por la oportunidad que me da de entrenar acá”, lanzó.

El nuevo debut de Asencio  se debió dar anoche, en un partido amistoso de las Reservas ante Atlético Grau, en Piura, Perú. “Como no estoy inscrito no puedo jugar en el torneo de Reservas, pero Raúl me dijo que me iba a dar la oportunidad  cuando me encontrara bien”, comentó Asencio, que viajó con el equipo. Con la posibilidad de acceder al primer plantel, Asencio está muy ansioso. Álex Darío Aguinaga, técnico principal destacó la carrera de “Nico”. “Él es de Barcelona, no se puede ser desagradecido con un jugador de la casa. Si tiene condiciones óptimas, será tomado en cuenta”.

Ante esto, Asencio, quien fue mundialista junto con el “Güero” en Corea-Japón 2002, expresó: “Si Álex lo dice, es  porque puede ser así. Él sabe que si estoy bien, puedo volver. Pero tengo que esforzarme mucho, ya que debo competir con jugadores jóvenes que corren mucho”.

El ex de Atlético Audaz (su último club en 2010) contó que se levanta a las 06:00 con mucho entusiasmo para entrenar con el “Ídolo”.

“Lo económico es lo último que se arregla cuando se quiere al equipo. Primero me pondré bien físicamente y luego veré ese punto. En ese aspecto nunca tuve problemas con Barcelona... solo quiero que me dejen volver a la cancha...”

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: