Hinchas de Emelec vuelven a protagonizar peleas en el Capwell

- 02 de mayo de 2018 - 00:00
Hinchas con la camiseta de Emelec participan en una riña (hombres y mujeres) en los graderíos de la avenida Quito, en el estadio George Capwell.
Foto: API

Varios integrantes de la barra Boca del Pozo protagonizaron inicidentes dentro y fuera del estadio George Capwell. Estas riñas sucedieron en el encuentro entre Emelec y Aucas, la noche (19:30) del lunes en la “Caldera”.

Federico Rabascall, uno de los líderes de la Boca del Pozo, a través de su cuenta de Twitter, aseguró que el club y las autoridades tienen identificados a los agresores y que son ellos los llamados a tomar acciones definitivas.

Varias imágenes captadas por hinchas a través de sus teléfonos celulares -y subidas luego a internet- permiten observar a hombres y mujeres discutiendo y peleando cuando el encuentro entre “eléctricos” y “orientales” aún se disputaba.

El árbitro del compromiso, Jefferson Macías, tuvo que realizar un llamado -por los altoparlantes- de atención para que pare la riña.

Esta situación provocó la reacción y el rechazo (a las riñas) de los demás hinchas presentes la noche del lunes en el estado Capwell. Luego de los incidentes, el resto del escenario gritó: “Fuera Boca del Pozo”.

Una vez terminado el cotejo, las peleas continuaron en los exteriores de la “Caldera”. La situación se calmó tras la llegada de un grupo de policías que retiró a los violentos del lugar utilizando gases lacrimógenos.

Pero esa no es la primera vez que hay enfrentamientos en la barra que se ubica en el sector de la avenida Quito. Hace varias semanas también se registraron peleas, pero la oportua intervención de la Policía impidió que el asunto llegara a mayores.

El partido, que finalmente terminó con la victoria 1-0 de Emelec frente a Aucas, contó con la presencia de más de 20.000 aficionados.

Por otra parte, Luis Soler, director técnico de Aucas, denunció que personas no autorizadas ingresaron a la cancha del estadio Capwell para insultarlos e intentar agredirlos. Además, criticó que el árbitro Macías paralizara el encuentro cinco minutos, cuando las peleas en las gradas llevaban más tiempo.

“Esperemos que todo eso esté en el informe del árbitro y se castigue. Veremos si sancionan al estadio y no solo lo multan con $300”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: