Emelec convocó 96.873 personas en cuatro cotejos

- 04 de mayo de 2018 - 00:00

El cuadro “eléctrico” fue el más taquillero de la fase de ida de la primera etapa. Barcelona es hasta ahora el equipo más goleador y el menos batido.

La ronda de ida de la primera etapa dejó a Barcelona como líder, pero con Liga de Quito muy cerca tras romper el invicto de los punteros el domingo pasado. Otro invicto negativo se mantiene, pues después de 11 jornadas, Guayaquil City no conoce el triunfo y se estancó en el último lugar.

La segunda parte de la etapa empezará con el choque entre los punteros nuevamente, esta vez en Guayaquil. Un triunfo de Barcelona alargaría su liderato, mientras que si los “albos” triunfan, accederán al primer lugar por primera vez en el certamen.

“Estos partidos no son definitivos, pero son importantes para lo que vendrá más adelante. El triunfo nos acerca, pero debemos mantener la calma para seguir en la misma línea”, dijo el entrenador de la “U”, Pablo Repetto.

Mientras que por Barcelona, Guillermo Almada se marchó satisfecho con el rendimiento de su equipo, a pesar de perder el invicto que había acumulado en las 10 jornadas anteriores.

Pero más allá de eso, el encuentro de mañana podrá aclarar aún más los candidatos a ganar la etapa. Barcelona y Liga de Quito comandan la tabla, pero seguidos de cerca por Independiente del Valle, Universidad Católica y Emelec.

Los “eléctricos” tratan de superar la mala racha por la que atraviesan. La victoria 1-0 frente a Aucas fue un aliciente para el campeón, que prácticamente eliminado de la Copa Libertadores de América, buscará encaminarse nuevamente en el campeonato nacional.

“Lo importante era ganar (ante Aucas) y hubo cosas muy positivas. Ellos han perdido los partidos por poca diferencia y empatado mucho. No era fácil jugar este compromiso”, analizó el entrenador Alfredo Arias.

En su tercer año en Emelec, el uruguayo incluso presentó su renuncia, por la seguidilla de malos resultados. Para el presidente Nassib Neme, aquello no era una opción y lo mantuvo en el cargo, también con el respaldo de los futbolistas.

Quienes no siguieron en sus cargos, pero por decisión de la dirigencia, fueron los adiestradores Guillermo Sanguinetti, de Delfín, y también Aníbal Biggeri, de Deportivo Cuenca.

El triunfo
El primero salió por diferencias con el presidente del equipo, José Delgado, porque a pesar de que no arrancó bien en el campeonato, logró un histórico triunfo contra Colo Colo en Santiago, en la Copa Libertadores.

“La decisión fue tomada por los directivos del club. Entendíamos que esto (la etapa) recién arrancaba y, más allá de algunos resultados negativos, obtuvimos un gran triunfo en la Copa como para pensar en levantar el nivel. No tuve problemas con la directiva, pero es una decisión tomada por ellos; fue un despido”, dijo el “Topo”.

Estuvo en el equipo hasta la octava fecha y asumió de forma interina -en primera instancia- el director deportivo Fabián Bustos. Con el “Toro” al mando, el subcampeón recuperó posiciones en el torneo. Tres triunfos consecutivos, contra Liga de Quito, Emelec e Independiente, lo ascendieron hasta el sexto lugar.

Esos buenos resultados provocaron que Bustos sea ratificado como entrenador de forma oficial, mientras que Sanguinetti no tardó en encontrar equipo.

A la vez que él salía de Delfín, Biggeri lo hacía del Cuenca y enseguida empezaron los contactos para contratarlo. Mientras aquello ocurrió, Juan Ramón Silva se hizo cargo del plantel y su compatriota debutará en esta jornada, en la revancha contra Guayaquil City.

Para Sanguinetti, los “morlacos” serán su tercer equipo en Ecuador. En 2016 llegó para conducir a River Ecuador, hoy Guayaquil City, mientras que en 2017 estuvo con Delfín en la mejor campaña de su historia, ya que llegó a la final del torneo.

Ahora tratará de levantar al equipo cuencano, que apenas ha logrado una victoria en el torneo. Biggeri se marchó con un triunfo ante Liga en la primera fecha y desde ahí no supo sumar de a tres.

En su retorno a la serie A, Aucas se estableció en la mitad de la tabla. El entrenador Luis Soler no se ha mostrado satisfecho del todo con el rendimiento de su equipo, pero consideró que existe margen de mejora para la ronda de revanchas.

El otro ascendido, Técnico Universitario, solo ha sumado un triunfo y las expectativas están centradas en elevar el fútbol para acercarse incluso a los puestos que otorgan cupos a los torneos internacionales. La ronda de revanchas arrancará con los ojos puestos en los primeros lugares, para conocer al finalista. (I) 

John Cifuente mantiene una racha perfecta en la etapa
El delantero John Cifuente, de Universidad Católica, es goleador en solitario del campeonato. Marcó 11 goles en 11 partidos y espera extender su racha en las revanchas.

Por ahora está cerca de romper su registro del año pasado, cuando anotó 15 tantos en 35 juegos.

Hoy atribuye su mejora a un cambio de actitud y a una dedicación total a su profesión.

Reconoció que los errores que cometió el año pasado le costaron, pero ahora reaccionó para mostrar unos números envidiables.

Su episodio con la selección, cuando dejó la concentración con otros compañeros y retornó a la madrugada, le costó formar parte de forma indefinida de la Tricolor.

Hoy espera que aquella sanción se levante y que por su rendimiento sea considerado nuevamente, cuando la “Tri” retorne a la acción.

Por ahora hace oídos sordos a los comentarios que lo sitúan en el fútbol extranjero o que por su nivel no durará más que un semestre en el fútbol nacional.

Cifuente mantiene los pies en la tierra y se dedica por completo a Universidad Católica, con la intención de llevar a su equipo a puestos más estelares.

Detrás de él aparecen los argentinos Juan Dinenno (8) y Hernán Barcos (7). (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: