El que gana se queda con la punta

09 de abril de 2011 - 00:00

Fabián Bustos, entrenador de Deportivo Quito, tuvo que esperar 11 años para disputar nuevamente un clásico contra Liga. En su época de jugador “chulla” lo hacía como delantero, pero hoy (19:00) enfrentará a la “U”,  desde otra posición, la de DT.

Pese a que ahora lleva pito, usa gorra y se sienta en el banquillo, el “Toro”,  no se olvida de los partidos en los que actuó con la camiseta “azulgrana”. 

En el año 2000,  Bustos llegó para jugar en el elenco de la “Plaza del Teatro”, temporada en que el equipo tuvo que pelear el descenso junto con  los “merengues” y Barcelona. Al final los “albos” y Técnico Universitario bajaron a la serie “B”.

Bustos jugó dos clásicos y después de estos se fue con una sonrisa por haber triunfado. Sobre todo el segundo, el 22 de octubre, cuando su equipo ganó 2-1 a los “universitarios”, en el estadio Atahualpa, con dos goles de su autoría.

“Fue un encuentro lindo que terminó 2-1. En esos últimos partidos marqué en todos, menos contra Espoli, porque no jugué. Salvamos la categoría y quien descendió fue Liga”, comentó sobre esos choques.

Liga se fue a la “B”, Bustos jugó un año más en el Quito y luego cambió de club, por lo que hoy (19:00) volverá a enfrentar al archirrival “chulla” desde el banquillo.

“Me gusta la expectativa que se vive alrededor, porque es un partido distinto a todos. Te da tres puntos igual, pero el sabor como hincha de vencer al rival es lo máximo. Lo lindo es ganar este encuentro para la gente”.

El Quito (23 unidades) marcha primero y Liga segundo (22), por lo que para el “Toro” estos puntos serán fundamentales a lo largo de la primera etapa, en la que se definirá al primer finalista del torneo.

“El otro día hablamos con Edgardo (Bauza, DT de Liga) y decíamos que cada uno quiere lograr por lo menos cuatro puntos en los dos clásicos, pero, si después perdemos con otro rival, de poco van a servir”, aseguró.

Los “azulgrana” tuvieron tres semanas para preparar el cotejo, por los encuentros amistosos de la Tricolor y porque el compromiso de ida se aplazó a una nueva fecha.

“Se hizo esperar este partido”, añadió Bustos, que aprovechó ese tiempo para mejorar la condición física de sus dirigidos.

El argentino de 42 años comentó que además de Liga, Emelec se suma a los candidatos para pelear por el primer lugar en la  etapa inicial. “En estos momentos son los rivales directos para llegar a la final. Pero el clásico es un momento especial, porque los dos estamos arriba y a mi modo de ver, somos los dos mejores equipos del país”, añadió.

El jueves, el “Patón” afirmó que alineará a un once alternativo por su juego del próximo martes contra Godoy Cruz por la Copa Libertadores. Sin embargo, el “Toro” no se confía de su colega. “No creo que ponga un equipo mixto como lo ha dicho”.

El argentino pondrá lo mejor que tiene en filas “chullas”, ya que no tiene bajas para el partido. Segundo Castillo sufrió una distensión en el inicio de la semana, pero se recuperó a tiempo y el único cambio significativo será el ingreso de Oswaldo Minda por la banda izquierda.

“Estamos bien, y completos, por suerte. Estábamos preparados para jugar el 2 de abril, pero finalmente la semana larga nos sirvió para recuperar gente”, comentó el ex entrenador del Manta.

El “Toro”, como jugador, se retiró invicto enfrentando a Liga, mientras estuvo en el Quito. Ahora espera alargar esa racha,  pero desde el banquillo.

 

 

Su ceño casi siempre está fruncido. Es la antesala de una firme mirada que proyecta seguridad y confianza. Esos son los atributos que  el técnico “albo” Edgardo Bauza trasmite a sus pupilos en cada palabra que pronuncia, y en cada acción que realiza, mientras dirige el entrenamiento.

Por eso está convencido de que hoy, en el encuentro ante Deportivo Quito (19:00), en el estadio Atahualpa, el resultado les favorecerá.

“Anímicamente estamos muy bien, nos jugamos un partido muy importante y lo vamos a encarar de esa forma”, refiere el “Patón”.

No habla de marcadores, ni tampoco del número de hinchas “albos” que los acompañarán esta noche.  
“En el Atahualpa, a los  que  vayan seguro les vamos hacer quedar muy bien, no se preocupen”.

No aceptó que haya conversado con su colega y rival de la noche Fabián Bustos. “Para nada lo hecho”.

Sin embargo reconoció y resaltó los atributos del rival. “Deportivo Quito es uno de los planteles más opcionados para el campeonato de este año. Ha  sacado varios puntos y por eso está primero. Su temprana eliminación de la Libertadores le permitió centrarse en un solo objetivo y lo ha hecho bastante bien”.

Ayer en el complejo de Pomasqui conversó con los 20 jugadores concentrados. En base a esas opiniones  definió los 11  titulares que encararán el compromiso de hoy. Respeta al adversario, pero reservará parte de su potencial para la Libertadores.

“Es un clásico ante el Quito, pero el martes es el partido más importante,  por todo lo que representa la posibilidad de acceder a octavos del torneo internacional”.

Un aditamento se añade a la rivalidad del primer duelo quiteño de este año. Apenas un punto separa al líder actual, Deportivo Quito que suma 23 puntos, mientras el escolta, LDU tiene 22.

“Ambos vamos a pelear por el primer lugar, tenemos las armas necesarias para hacer un buen partido, de eso a nadie le quede duda”.

El “Patón” no es de los que llevan  estadísticas. Su memoria en este aspecto es muy frágil, prefiere vivir cada encuentro por separado.

Es directo en sus expresiones. Si algo le molesta, lo dice sin reparo. Es cordial y accede gustoso con cuanto hincha le pide un autógrafo o una foto. Si es necesario detiene su paso. Es aquí cuando siempre está sonriente, algo no muy común en su semblante serio por excelencia.

A diferencia de los jugadores, que visten distintos colores de uniformes en cada entrenamiento, a Bauza un mismo atuendo lo caracteriza. Bermuda y chompa gris, acompañada siempre de una gorra blanca y un pito negro, que cuelga a veces de su cuello y en otras de su mano. Nunca usa pantalón de calentador.

A metros de distancia su espigada figura de 1,89m se destaca en el gramado. Es muy hábil en el trato con los medios de comunicación. A toda costa protege a sus jugadores y los  resguarda de las  dificultades.

Por eso, al terminar la práctica de inmediato se dirige hacia el salón de prensa. Con eso atrae a casi la totalidad de cámaras y micrófonos presentes en Pomasqui. Así ayuda al ingreso libre de los  jugadores hacia  la zona húmeda, sin acceder a dialogar, si así lo desean.

El “Patón” es uno de los primeros en dejar la concentración. Tras su discurso toma una breve ducha y sale totalmente renovado. Unos jeans, camiseta, sweater y zapatillas son el “look” casero para dedicarse a su segunda pasión, el tenis, que lo desarrolla las tardes en el club “Buena Vista”. “Soy muy bueno en eso”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: