El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.27/Ene/2021

Mundo

Tendencias

Barcelona arma equipo con convenio y pruebas

El “Ídolo” femenino firmó alianza con la escuela de fútbol de Joselyn Montaño, quien se convirtió en DT. Se observó a 600 jugadoras.
13 de abril de 2019 00:00

La plantilla femenina 2019 de Barcelona se formó en dos etapas. Primero, gracias a la alianza estratégica que el club entabló con la escuela de fútbol de Joselyn Montaño y tras la realización de pruebas a 600 jugadoras.

Montaño, quien asumió también la dirección técnica del equipo, en un diálogo con EL TELÉGRAFO, explicó que la plantilla de jugadoras es joven y el promedio de edad no pasa de los 22 años.

El convenio entre el club y la escuela permitió que 22 futbolistas integren el equipo que jugará la Superliga. También la escuela de fútbol de Montaño, ubicada en la vía a la Costa, servirá para formar a las futuras jugadoras del “Ídolo”.

Además, Montaño tuvo que observar a 600 futbolistas para quedarse solo con tres. Las pruebas se realizaron en octubre de 2018 y para llevar a cabo la observación, tuvo que trabajar con todo su equipo.

La DT explicó que la idea era que participen jugadoras a las que “se tengan que pulir” y no formar. “Tenemos objetivos claros dentro de la Superliga y es el de conseguir la clasificación a la Copa Libertadores”.

La plantilla se reforzó con tres jugadoras extranjeras: las venezolanas Maleyke Pacheco, Alexyar Cañas y la colombiana Daniela Serna.

El cuerpo técnico que acompaña a Montaño en el equipo “torero” lo integran: Narciza Verasteguí (asistente técnica), José Gavica (preparador físico), Rolando Guerrero (preparador de arqueros) y Andrea Álava (fisioterapeuta).

Trabajos nocturnos en Samanes

Son las 18:45 del martes 9 de abril y 17 jugadoras se preparan para el entrenamiento del día en una de las canchas que ocupan las divisiones formativas de Barcelona en el Parque Samanes.

Uniformadas con camiseta y pantalonetas amarillas y medias negras, las chicas hacen un círculo en el centro de la cancha y escuchan por cerca de 10 minutos la charla de su DT, Joselyn Montaño.

En las canchas conjuntas se juega un campeonato de divisiones formativas, pero la profesora pide concentración absoluta a sus dirigidas.

Luego de la charla se inicia el trabajo del día. Por un lado, el profesor Rolando Guerrero (exgolero de Barcelona y ahora preparador de arqueros) trabaja con dos arqueras.

Por otro, el resto del grupo toma un balón y comienza a dominarlo y a trasladarlo de un lado a otro, ante la mirada de una docena de padres de familia que a esa hora acompañan a las jugadoras.

Por otro lado, la directora técnica, luego de conversar con sus colaboradores, coloca conos y otros elementos para marcar varios espacios en la cancha y tras un pitazo llama a las chicas para explicar el siguiente ejercicio.

Así, durante una hora, la DT combina los movimientos. Sobre el final, divide el grupo en dos y realiza un partido de fútbol en espacio reducido, pero sin arqueras. Luego todas se ubican en una esquina de la cancha y realizan carreras para terminar la jornada.

El pedido para la plantilla, durante la hora y cuarto de práctica, siempre fue el mismo: concentración total y muchas ganas. (I)

En detalle
Formativas con la escuela
Pensando en los próximos torneos del fútbol femenino, la dirigencia del club “torero” estableció que la escuela de la DT Joselyn Montaño se haga cargo de las divisiones formativas y nutra poco a poco a la plantilla principal.

30 jugadoras integrarán la plantilla del equipo femenino de Barcelona para la Superliga.

Partidos preliminares
Uno de los objetivos de la Ecuafútbol es que los cotejos de la Superliga femenina se realicen como preliminares a los de la Liga Profesional. En el caso de Barcelona, ya han jugado en el Monumental. (I)

---------------------------

Del colegio a la casa y luego a la práctica del “Ídolo”

“La DT (Montaño) es estricta para trabajar, pero luego es como una amiga más”. Michelle Morán, jugadora de Barcelona Femenino.“La DT (Montaño) es estricta para trabajar, pero luego es como una amiga más”. Michelle Morán, jugadora de Barcelona Femenino. Foto: Lylibeth Coloma / El Telégrafo

Michelle Morán tiene 16 años y se puede desempeñar como zaguera central o volante mixta. Hace siete meses llegó al equipo femenino de Barcelona, luego de que la profesora Joselyn Montaño la invitara a realizar una prueba.

“El selectivo fue muy complicado. Llegaron jugadoras con un nivel altísimo y ahí tuve que poner mi máximo esfuerzo para pasar y quedarme en el equipo”.

A pesar de su corta edad es muy ordenada y responsable. Estudia en la Academia Naval Almirante Illingworth en la mañana, por la tarde hace sus tareas y por la noche entrena con Barcelona.

No tiene problemas para llegar sola hasta el Parque Samanes, donde entrena el equipo femenino del “Ídolo”. A la salida, su madre pasa a verla para acompañarla en el regreso a su hogar.

Ese orden y responsabilidad también lo demuestra en la cancha. Atiende con mucha concentración los llamados de su DT y se esfuerza por realizar los ejercicios que le ordenan.

A sus 16 años tiene experiencia y facilidad para salir jugando con el balón en los pies. No “rifa” la pelota y busca a las compañeras mejor ubicadas para dárselo.

Tras la práctica se despide de la DT y camina junto con su mamá y otra compañera rumbo a la cooperativa Juan Montalvo, donde tiene su hogar. (I)

Te recomendamos

Las más leídas