El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.23/Oct/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

¿Qué comer en caso de una emergencia?

27 de septiembre de 2015 00:00

En caso de un desastre natural, que te impida salir de casa por horas o días, el agua y los carbohidratos deben ser tu prioridad para racionalizar tus alimentos. Así lo recomienda la nutrióloga Ana Lucía Enríquez, pues —asegura— que los carbohidratos proveen de energía al cuerpo.

Estos abarcan azúcares, almidones y fibra. Algunos de ellos están en las galletas, barras energéticas; legumbres, como fréjol, arvejas y lentejas; verduras ricas en almidón, como papas y maíz. El fréjol es uno de los alimentos que no puede faltar en tu mesa en caso de una emergencia, pues este te proveerá de varios nutrientes como vitaminas y minerales.

Después de estos suministros, son importantes las proteínas. Estas las encuentras, por ejemplo, en la carne de res, cerdo, pollo, en los huevos y lácteos, entre otros.

Los frutos secos, como maní, almendras y nueces, también te servirán para alimentarte, pues son ricos en vitaminas, minerales esenciales, grasas buenas y proteínas.

Si no puedes cocinar después de un desastre por falta de agua, luz o gas, los enlatados son una gran opción, pues tienes alimentos no perecibles de larga duración. Siempre ten en cuenta la fecha de caducidad, la cual debe ser de mínimo 6 meses.

Además es aconsejable no consumir productos muy salados porque en emergencias los líquidos para beber podrían escasear. Además considera que en casos de desastres naturales el agua potable podría contaminarse. De ahí la importancia de tener una reserva de agua embotellada. Si no la tienes, purifica el agua que tengas disponible.

Para ello coloca en un galón de agua una cucharadita de cloro puro sin olor, déjalo reposar hasta que se vaya el olor del cloro. Esto te servirá para beber, en casos extremos; para lavar platos o alimentos, cocinar e incluso para el aseo personal. Recuerda que no puedes consumir productos que estuvieron en contacto con agua contaminada.

Al momento de dividir las raciones toma en cuenta que los niños, mujeres embarazadas y personas de la tercera edad son la prioridad. Según la nutrióloga es indispensable que estos 3 grupos coman 5 veces al día, 3 comidas principales y 2 refrigerios, las porciones dependerán de la cantidad de comida disponible y del número de integrantes que se encuentren en la vivienda.

El resto de la familia podrá sobrevivir con 3 comidas al día.

En cuanto a líquidos, lo mínimo que debe consumir una persona al día es de 3 vasos a un litro. Este recurso también debe ser racionalizado, talvez en bocados o en medios vasos de agua cada cierto tiempo.

Ana Lucía Enríquez considera que las medidas de higiene son importantes en caso de un desastre. Recuerda que tus manos están en contacto con varias bacterias. Por tal razón, es importante que tengas guantes quirúrgicos y gel antiséptico ya sea para limpiar o cocinar.

Toma en cuenta que si se corta la energía eléctrica, pasadas las 4 o 5 horas, existirán alimentos que se descongelarán en la refrigeradora, y algunos incluso se dañarán. Si están aún en buen estado es preferible consumirlos en ese momento sino es mejor desecharlos.

La nutrióloga recomienda que se tenga a la mano suero oral, pues ayudará a hidratar y a recuperar las sales minerales, si alguien presenta una diarrea. Para hacerlo mezcla 8 cucharaditas de azúcar y 1 cucharadita de sal en un litro de agua. Agita bien antes de beber.

Además de tu alimentación, siempre debes tener en casa un botiquín de emergencias. El Ministerio Coordinador de Seguridad recomienda que este contenga: medicación especial para pacientes crónicos, gasas y algodón, vendas elásticas y triangulares, esparadrapo y curitas, tijeras, alcohol antiséptico, toalla sanitaria, guantes, mascarillas y solución jabonosa.

Mantén siempre en casa productos no perecibles, como enlatados, que caduquen mínimo en 6 meses.
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado