"Dulce Motora" tuvo un acaramelado estreno musical

- 19 de mayo de 2018 - 00:00
Stanley Parker es un compositor especializado en guitarra en una filial de Berckley, en Argentina.
Foto: Miguel Castro / EL TELÉGRAFO

El artista Stanley Parker lanzó su primer disco como solista y contó con la participación de Sergio Vivar y Gabriel García, colegas socios de su sello discográfico.

La ardua tarea de calibrar el sonido previamente a iniciar el concierto del lanzamiento de su primer disco Dulce Motora resultó un estrés que más tarde disipó con una descarga de adrenalina transmitida a su fiel público.

Stanley Parker recorrió casi una década buscando los sonidos para este álbum que  no solo expresa un existencialismo emocional, sino también las más nobles aventuras de su vida.

Cuatro años de estudio en una filial de Berklee, en Argentina, fueron los inicios de una profesión que sigue de la mano de su guitarra, instrumento en el que se ha especializado.

Ese camino lo empezó solo, hasta que aparecieron las personas idóneas para diseñar una armonía acorde a la poética de sus temas.

Sergio Vivar y Gabriel García fueron más que sus colaboradores técnicos de los arreglos de su álbum. Ellos se convirtieron en sus socios para emprender el sello discográfico La Real Sociedad.

A ellos se sumaron una decena de músicos que participaron en los arreglos y también en el recital que Stanley y Sergio -como dupla- desarrollaron la noche del pasado 15 de mayo en la sala Zaruma, del Teatro Sánchez Aguilar.

Vivar abrió el concierto sobre un piano de cola, desplazándose hacia lo más íntimo de sus atractivas composiciones, como “Un lugar”, “Huir”, “Todo irá bien”, “El regalo”, “Amiga mía” y otras que ha grabado desde  2014 y que están colgadas en el canal que lleva su nombre en YouTube.

Este ingeniero de sonido,  graduado en Italia, pianista y productor, cerró la primera parte del concierto con su balada pop “Asesíname” en acelerado compás y al ritmo de los aplausos de sus seguidores que coreaban eufóricos  sus canciones.

“Sergio también tiene sus proyectos que está por lanzar y lo he motivado siempre para que se anime y los lance, por ello lo invité a que lo hiciera en esta presentación”, expresó Parker sobre el pianista que participó en la producción de Dulce Motora.

Luego de un corte de 10 minutos, Stanley Parker subió al escenario, con su guitarra acústica, y agradeció la asistencia de sus amigos y familiares, al igual que las muestras de entusiasmo por este especial día para liberar en vivo sus composiciones.

“Pido un aplauso para mis hermanos que me acompañan y que me han ayudado a hacer este sueño realidad, todo este disco y estas canciones de Dulce Motora, que es la búsqueda del alma de todas las cosas”, comentó el guitarrista con satisfacción respecto al sonido que quedó nítido para escuchar los instrumentos sin exacerbar en el ruido sobre las voces.

“Amanecer junto a ti” fue la primera balada con la que arrancó su concierto. En esta sonaron las cuerdas de su guitarra acompañadas de los arreglos del piano de Sergio, la batería y coro de Gabriel y las aterciopeladas notas del cello y violín de los hermanos José y César Paredes.

Parker señaló que esta balada habría sido la que le dio forma al álbum y a continuación tocó su composición en pop, el sexto de su disco,  “La nada”, en el cual la percusión de Jorge Vega también le dio un brillo particular.

La introducción de “Bajo la piel”, con los arreglos del piano y el xilófono, destacó con acertada interpretación pues es la canción que promueve en sus redes con un video que estrenó en enero de este año.

“Este tema habla bastante de creer en los sueños y yo creo mucho en ellos”, aseguró el cantautor.

“Si hablamos de cambiar”, resaltó por ciertos detalles de la armonía y atrevida percusión. “Quiero exponer mi punto de vista del repudio que siento de los narcogobiernos, las guerrillas y las personas muertas, inocentes que no solo existen en las fronteras. Hice esta canción  pensando en mí, pero creo que está dedicado más para lo que pasa en este mundo”, sostuvo Parker al introducir esta melodía.

El recital que duró cerca de tres horas contó con la voz de Ricardo Pita en “Las cenizas” y luego subió Héctor Napolitano al escenario para interpretar el son “Vengo” con el tres cubano, tema en el que los tres participan en el disco Dulce Motora. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: