Un blog permite a las directoras e intérpretes denunciar sus vivencias de manera anónima

Actrices reclaman salarios justos e igualdad de oportunidades en el cine

- 23 de junio de 2015 - 00:00

Un blog permite a las directoras e intérpretes denunciar sus vivencias de manera anónima

Las cosas están que arden en Hollywood. Decenas de actrices han expresado su rechazo por la desigualdad de salarios que existe ante sus compañeros actores.

El gobierno de Barack Obama fue señalado a responder a las acusaciones de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), por la supuesta discriminación contra mujeres cineastas.

Más de 1.700 profesionales de la industria firmaron una petición de apoyo al llamado de la ACLU del mes pasado para que se realice una investigación sobre las prácticas de contratación de Hollywood, dijo la abogada de la ACLU, Melissa Goodman.

“Obviamente debemos crear más oportunidades. No es un campo de juego equitativo”, dijo Nicole Kidman al llegar a la ceremonia de los premios Crystal + Lucy de Mujeres en el Cine, en donde se besó con Naomi Watts como una forma de protestar.

Mientras tanto, una página web recoge de manera anónima las quejas de las mujeres que trabajan en esta industria.

Algunas de ellas, como Natalie Portman o Salma Hayek no han dudado en dar la cara y sumarse a esta iniciativa que intenta desenmascarar el lado más sexista del cine estadounidense.

Después de la campaña #Askhermore, en la que las artistas denunciaban la labor de los periodistas que solo les preguntaban por el modelo que habían lucido sobre la alfombra roja, ahora el reclamo es por los sueldos.

Se conoce como Shit People Say To Women Directors (Mierda que la gente les dice a las directoras) y se trata de un blog en el que actrices, directoras y realizadoras que trabajan en el mundo del cine y la televisión relatan las situaciones anecdóticas a las que se han tenido que enfrentar en sus carreras.

“Esto es para exponer todas las absurdas barreras a las que se enfrentan las mujeres en la industria del entretenimiento”, se puede leer en la web.

Aunque muchas de las anécdotas que se recogen en el blog se tratan de manera humorística, no dejan de ser retratos de la preocupante situación que se vive en Hollywood, donde las trabajadoras tienen que enfrentarse a ciertas barreras o comentarios procedentes de distintos hombres que sacarían a cualquiera de sus casillas.

“Durante mi primer día trabajando junto a cierto operador de cámara, éste me invitó a pasar el rato en su piscina cada vez que su mujer no estuviese en casa. Yo tenía 24 años. El 50”, señaló una usuaria.

Estas son algunas de las anécdotas que se pueden leer en la web de manera anónima, pero también se han encontrado con otros casos relatados por mujeres conocidas que han sorprendido.

Es el caso de la directora Michelle Milette, quien narra que durante sus comienzos como ayudante de producción, un realizador llevó al rodaje su cámara personal justo el día que a la protagonista de la película le tocaba rodar una escena de sexo en el set. Cuando intentó impedir que grabase, su jefe la insultó y la amenazó.

“Estuve trabajando como ayudante de producción en un set de rodaje. Uno de los asistentes más veteranos que había por allí no quería dejarme llevar una caja con extintores. La llevé de todas maneras y se me cayeron. A los dos nos regañó el productor por, según él, ‘dejar que una chica llevase peso’. Yo le dije: ‘Vale, pues, llévalo tú entonces’ y le di la caja. Él la cogió, caminó unos cuantos pasos con ella y se le volvieron a caer los extintores. Tuve ganas de gritarle: ¿Ves? ¡Los extintores no se caen porque yo sea una chica!”, contó otra fuente.

La web está llena de anécdotas y comentarios de este tipo escritos de manera anónima para que no tengan repercusión alguna. 

Sin embargo, hay actrices que no han dudado en expresar su opinión ante los medios. Salma Hayek afirmó que la situación que se vive en Hollywood es de un sexismo institucionalizado, y Melissa McCarthy describió la falta de mujeres realizadoras como una “enfermedad”.

Las actrices Jane Fonda y Lily Tomlin, protagonistas de la comedia Grace and Frankie, han mostrado públicamente su rechazo ante la discriminación salarial que sufren por parte de Netflix, de acuerdo a The Hollywood Reporter.

Los personajes de los esposos gais de Fonda y Tomlin, a quienes dan vida los actores Martin Sheen y Sam Waterston, son personajes secundarios, por lo que no tienen el mismo peso que ellas en la serie, que además son productoras ejecutivas de la ficción. “Conocer que Sam y Martin están ganando el mismo salario que nosotras me pone mal”, dijo Fonda.

Hilary Swank fue una de las primeras actrices en defender el salario de sus colegas. “Se habla de los derechos de los gais, las lesbianas, los transgénero... Han llegado muy lejos y sin embargo, cuánto camino tenemos aún que recorrer las mujeres”, declaró recientemente en el diario The Guardian.

Swank, ganadora de dos Oscar, dijo que se cansó de ver que su “contraparte masculina cobra 10 veces más que yo. No cobran el doble que yo sino 10 veces más. Hay dos géneros en la tierra y ambos somos irresistibles, interesantes, diversos y maravillosos. Sin embargo, hay muchos papeles para hombres y hay pocos para las mujeres”.

Quizás cuando Swank habla de cobrar 10 veces menos que un actor se refiere al grueso de los más de 100.000 actores que emplea Hollywood, porque si se miran objetivamente las cifras, las 10 actrices mejor pagadas salen perdiendo respecto a ellos.

Según los datos de la revista Forbes, que todos los años elabora el listado de los intérpretes mejor pagados de Hollywood, el grupo de 10 actores que más se embolsaron este año acumuló un total de 360 millones de dólares en comparación con los 180 millones que ganaron las actrices mejor pagadas de la industria. “Ellos son tan valiosos como nosotras”, acotó Swank. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: