Los bordados renacen de la mano del libanés Elie Saab

03 de febrero de 2013 - 00:00

Elie Saab deslumbró con sus sofisticados vestidos, mientras que Jean Paul Gaultier viajó a la India y On Aura Tout Vu adoptó el simbolismo del escarabajo, en una penúltima jornada, refinada y exótica, de la Semana de la Alta Costura de París, celebrada días atrás.

El modisto libanés Elie Saab propuso una nueva oda a la naturaleza de los brocados y la pedrería con su colección primavera-verano. Sus exquisitos diseños abarcaron desde el blanco roto hasta el rojo pasión, pasando por el crema, el champán, el añil, el azul pálido y el negro.

Finos cinturones envolvieron las cinturas de largos vestidos delicadamente bordados con flores que, en ocasiones, adquirieron relieve imprimiendo personalidad a los diseños.

Saab consigue encontrar la medida adecuada para que sus creaciones no resulten excesivas, pero sí resalten el minucioso trabajo de los talleres.

Las mangas se ajustaron al brazo hasta la muñeca o, por el contrario, desaparecieron dejando paso a escotes palabra de honor o a capas de diferentes alturas.

Las faldas tubo hasta la rodilla compartieron pasarela con largos vuelos con cola y vestidos Grace.

La algarabía de las flores encontró su contrapunto en las líneas estructuradas de un vestido en un testimonial celeste, mientras las transparencias se coordinaron con los bordados para sugerir sin mostrar.

Elie Saab ofreció medio centenar de creaciones, todas de ellas bordadas delicadamente con lujosa pedrería, y diseñadas para celebridades, princesas del Medio Oriente y artistas en las alfombras rojas de festivales de cine internacionales.

Estos trajes fueron vestidos por Uma Thurman, Hilary Swank, Diane Kruger y Clémence Poesy, cantantes como Kanye West y la canadiense Grimes, y princesas como Charlene de Mónaco.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP