Este año estrenó dos filmes y tiene tres pendientes. uno está en las carteleras ecuatorianas

Kevin Costner, entre balas y acordes de guitarra (Video)

- 14 de julio de 2014 - 00:00

Este año estrenó dos filmes y tiene tres pendientes. uno está en las carteleras ecuatorianas

En un currículo con más de 40 películas, algunas como productor y otras como director, la incursión musical de Kevin Costner es casi invisible. Pero no es exactamente nuevo, a pesar de que la semana pasada cuando se lo vio cantando en un bar de Estados Unidos, el mundo del espectáculo colapsó y se volcó a seguirlo como en sus mejores años cuando era el galán de galanes en los noventa.

El protagonista de ‘Danza con lobos’ empezó a tocar en la década de los 80 en Los Ángeles con algunos de sus colegas en la escuela de teatro. Roving Boy (Muchacho errante) se llamó aquel primer experimento, aparcado, después de que una crítica nada benigna en Los Ángeles Times acabara de triturar la autoestima de la banda.

Quien ha subido alguna vez a un escenario con una guitarra sabe, sin embargo, que el gusanillo nunca desaparece.

Y para Costner la música ha sido una vía de escape recurrente contra la fama y las exigencias de la gran pantalla. El miércoles pasado se subió al escenario del Festival Jardins de Pedralbes con lleno total y en medio de la histeria colectiva de sus seguidoras. “Mi mujer me dijo un día: ‘Cuando más contento estás, de largo, es cuando haces música. ¿Por qué no vuelves a hacer música’”, contó hace unos años el actor californiano (Lynwood, 1955).

Aquella mujer era Christine Baumgartner, la modelo y diseñadora de bolsos con la que subió al altar por segunda vez en 2004. Y, por lo que parece, le hizo caso. Su grupo, Kevin Costner and Modern West, grabó su primer álbum en el 2007 y desde entonces le han seguido otros tres, el último, Famous For Killing Each Other, la banda sonora de la miniserie ‘Hatfields and McCoy’, que narra el feudo entre dos familias de la cordillera de los Apalaches durante los años de la guerra civil estadounidense. Costner es uno de los protagonistas.

El sonido del grupo transita por los meandros de América, rock sin estridencias con regusto a polvo del salvaje oeste y letras por las que desfilan trenes de carga, sueños rotos y avenidas vacías. Costner se crió en Carolina del Sur con una familia baptista de misa y escuela bíblica los domingos.

Su abuela y su madre cantaban en el coro, y él siguió sus pasos. Aprendió a tocar la guitarra y el piano. “No quería dejar que la música me pasara al lado otra vez. Quería tocar y hacer música original con mis amigos”, dijo recientemente a un diario de Nueva Orleans.

VIDEO

El proyecto no tiene grandes pretensiones, y aunque algún sencillo se ha colado en los rankings del country en Estados Unidos o en algunas listas de Alemania y Grecia, difícil mente le hará sombra a su carrera en el cine. Su segundo disco, ‘Turn It On’, solo se publicó en Europa.

Costner lo concibe como una actividad paralela. En ningún momento ha apartado el cine para dedicarse a la música. Y muchos de los conciertos de Modern West se hacen, de hecho, en aquellas ciudades donde está rodando son un subterfugio placentero para refrescar la mente y volver a ser algo parecido a un personaje anónimo. “Esta es una de las razones principales por las que se creó la banda, para tocar allí donde estaba rodando”, declaró a The Times-Picayune.

El actor de ‘El guardaespaldas’ canta y toca la acústica, acompañado siempre de sus viejos camaradas de la escuela de teatro, el guitarrista, John Coinman, y el bajista Blair Forward, y varios músicos más. En el último disco participó también Lili Costner, una de sus hijas, con una voz más interesante que la de su padre. Lili trata de hacerse un hueco en la industria desde Nashville, la meca del country.

Y aunque la música es una de las pasiones de Costner, poco a poco está consiguiendo adeptos en los fanáticos del country. Kevin, quien es conocido en el mundo como actor, en los últimos años ha estado involucrado en diferentes proyectos de gran aceptación en el mercado.

En las carteleras del país, Costner aparece en ‘3 días para matar’ en donde encarna al eficiente agente internacional del servicio secreto estadounidense, Ethan Runner, quien decide abandonar el espionaje para reencontrarse con su distanciada familia. En especial, para establecer relación con su hija adolescente Zooey (Hailee Steinfeld), a la que apenas conoce.

Este filme ha recaudado millones de dólares en el mundo y ha sido uno de los grandes aciertos del actor en los últimos años. De hecho, la crítica favorable ha traído en cola los años de esplendor que el actor tuvo a finales de los ochenta y comienzos de los noventa.

Con ‘Silverado’ (1985) y ‘No hay salida’ (1985) su nombre salió a relucir en las revistas de espectáculo, especialmente por lo apuesto que era. Pero fue ‘Los intocables’ (1987), película que dirigió Brian De Palma, la que le otorgó la etiqueta de estrella y en ‘Danza con lobos’ (1990)  su consagración como tal.

Siendo ya una estrella protagonizó ‘El guardaespaldas’ (1992) junto a Whitney Houston, filme que le dio más fama a la cantante que al mismo Costner.

A pesar de la buena recepción entre el público por ‘Un Mundo Perfecto’, la crítica fue muy dura con el actor, racha que se extendió a ‘Wyatt Earp’, junto a Dennis Quaid. Esto hizo que el actor se alejara del cine por años.

Durante ese tiempo, varios medios de prensa informaron que el actor se dedicó a beber en exceso por lo que tuvo que internarse en diferentes clínicas de rehabilitación. Sin embargo, el actor nunca confirmó las versiones.

Tuvo apariciones en diferentes películas de bajo presupuesto pero como actor secundario a lado de actores como Jennifer Aniston, Mark Ruffalo, Ashton Kutcher, entre otros.

Pero no fue hasta el 2006 cuando protagonizó Mr. Brooks que recibió excelentes críticas, pero él se mostraba reacio a regresar del todo al cine.

El año pasado regresó a Hollywood con mucha fuerza con filmes de acción, drama y suspenso policial que han sido favorablemente criticados por los especialista en cine. Películas como El hombre de acero, Jack Ryan y Tres días para matar han sido sus últimos aciertos.

Y mientras anda de gira por varias ciudades de Europa y Estados Unidos, esta semana se estrena en varios de esos países el drama Draft Day en donde muestra su lado más humano en el cine. antes que termine el año aparecerá en Black and White y McFarland. Lo cierto es que ya sea con guitarra en manos o esquivandose de las balas, en Hollywood hay Kevin Costner para rato.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: